Martinsa negocia con sus acreedores para evitar su disolución

stop

La inmobiliaria registró una pérdida neta de 17,9 millones en el primer trimestre

Junta de Accionistas de Martinsa-Fadesa

15 de mayo de 2013 (15:31 CET)

La inmobiliaria de Fernando Martín y que antes perteneció a Manuel Jove no levanta cabeza. Martinsa cerró el trimestre con un patrimonio neto negativo, lo que implica causa legal de disolución. No obstante, el grupo negocia la conversión de deuda en nuevos préstamos participativos para evitar su liquidación.

Así se recoge en el informe sobre los resultados correspondientes al primer trimestre de 2013. La inmobiliaria ha registrado una pérdida neta de 17,9 millones de euros, lo que supone reducir a la mitad (un 52%) los números rojos contabilizados un año antes.

Contención de gastos

La inmobiliaria atribuyó el descenso a la contención de los gastos financieros y de explotación, y al mayor número de viviendas entregadas.

No obstante, la cifra de negocio de Martinsa se redujo un 6,8% entre enero y marzo, hasta 27 millones de euros, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en un importe negativo de 10,4 millones.

Préstamos participativos

Según informa la compañía en su comunicación a la CNMV, al mantener en la actualidad un patrimonio neto negativo se encuentra en causa legal de disolución. “Esta circunstancia se ve atenuada por la aplicación del Real Decreto Ley 10/ 2008, los préstamos participativos y las posibles conversiones de deuda en nuevos préstamos participativos que se están gestionando, sin perjuicio de la toma de otras medidas tendentes al equilibrio patrimonial”, explica. “Todo lo anterior evitaría estar incurso en causa legal de disolución”, justifica.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad