Jesús Martínez Loira es uno de los cuatro candidatos a presidir el Deportivo / EFE

Martínez Loira opta al Deportivo tras demandar a Novagalicia y al FROB

Igalux, la sociedad de inversión del candidato a la presidencia del Deportivo, fue accionista de Novagalicia y llegó a tener más de un 5% de Altia

De un empresario a un inversor. Ese es el viaje que hará el Deportivo si Jesús Martínez Loira se hace con la presidencia del club, objetivo para el que presentó este jueves su candidatura. Vinculado a la entidad desde los años noventa, con Augusto César Lendoiro al mando, Martínez Loira tuvo a Tino Fernández como compañero de andanzas, pues una de sus inversiones fue la consultora tecnológica del expresidente, Altia.

Llegó a tener un 5,82% del capital de la consultora tecnológica en el año 2012 a través de Igalux Innova Capital, su sociedad inversora. Altia valía entonces bastante menos que ahora, cuando capitaliza en el MAB 136,8 millones. En 2014, Igalux vendió parte de los títulos y redujo su participación por debajo del 5%, aunque continuaba como accionista hasta al menos el año pasado.

Batalla con el FROB y con Novagalicia

Los negocios con Tino Fernández, aunque fuera a título de inversor, no fueron la apuesta más importante del candidato a presidir el Deportivo, pues Igalux fue también accionista de Novagalicia. Estuvo entre los inversores atrapados en la entidad financiera cuando el FROB aplicó una operación acordeón en 2012 y acabó con su dinero, una suerte compartida con grandes empresarios gallegos como Manuel Añón, Manuel Jove, Coren o Estrella Galicia, entre otros.

Martínez Loira también acudió a los tribunales para intentar recuperar su inversión. Abrió contenciosos contra el FROB y contra la propia Novagalicia, pero corrió la misma suerte que el resto de inversores gallegos, pues en junio del año pasado el Tribunal Supremo desestimaba su demanda.

Inversiones tecnológicas y servicios al Deportivo

A pesar del quebranto, ya provisionado desde 2012, a Igalux Innova Capital no le ha ido mal. En las últimas cuentas presentadas en el Registro Mercantil, la sociedad presenta unos activos de 3,4 millones, un patrimonio neto de 4,2 millones y unos beneficios de 88.000 euros, que habían ascendido a 302.000 euros en el ejercicio anterior, correspondiente a 2016.

El candidato a presidir el Deportivo controla esta empresa a través de otra sociedad de idéntico nombre, Igalux Innova, que tiene la totalidad de las acciones de Igalux Innova Capital y comparte su domicilio en la coruñesa calle de Juana de Vega. Martínez Loira es el administrador único y, además de Novagalicia, se centró sobre todo en la tecnología, invirtiendo en Altia o en Lambdastream, una spin-off de la Universidade da Coruña que también fue proveedora del Deportivo.  

El inversor se vinculó por primera vez al Deportivo en los años noventa a través de la sociedad Iris Servicios y Sistemas para prestar servicios tecnológicos al club. La empresa acabó absorbida por el propio Deportivo y fue liquidada por Tino Fernández en 2018, cuando se denominaba RCD Actividades y Servicios Generales y carecía ya de actividad.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad