Reyes Maroto, ministra de industria, ha tenido un papel muy secundario en la crisis de Nissan. EFE

Maroto: “Eso es Alcoa, subvenciones, subvenciones y subvenciones”

La ministra de Industria carga contra Alcoa por rechazar el plan industrial del Gobierno y acusa a la Xunta de ponerse de parte de la multinacional

El Gobierno ha fijado posición con la crisis de Alcoa en Lugo, donde pretende despedir a 534 trabajadores y dejar inoperativa la última planta que produce aluminio primario en España. Los argumentos son que la compañía rechaza continuar al margen del precio de la energía, el gran caballo de batalla de los últimos años; que lo único que quiere Alcoa son subvenciones, pero no un plan industrial a largo plazo; que Feijóo carece de política industrial pese a tener las competencias en la materia, como muestran las continuas crisis que atraviesan instalaciones industriales en Galicia; y que la Xunta opta por ponerse del lado de la empresa en lugar de respaldar al Gobierno y a los trabajadores.

Estas líneas maestras las enumeró, una detrás de otra, la ministra de Industria en el Congreso. Reyes Maroto tiene ahora como aval el plan que presentó este martes a la compañía y a los trabajadores, con un desarrollo industrial a diez años, un socio energético y un coste eléctrico estabilizado entre los 25 y los 35 euros. Alcoa lo rechazó porque no ofrecía “garantías y certidumbre” en su aplicación.

En la sesión de control de este miércoles, Maroto aludió a la reunión de este martes: “¿Sabe lo que nos dijo Alcoa? Que no quiere ese plan industrial. Que no quiere seguir en A Mariña. Pero a la vez que nos decían que no querían un plan industrial, ¿saben cuánto dinero nos está solicitando por compensaciones de CO2? 38,4 millones de euros. Eso es Alcoa, subvenciones, subvenciones y subvenciones”.

Respondía así a una interpelación del diputado de Vox, José María Figaredo, quien consideró que la supervivencia de Alcoa pasa “por un estatuto del consumidor electrointensivo, unas subastas de interrumpibilidad e indemnizaciones por los derechos de emisiones de CO2", unas medidas muy similares a las que propone la Xunta de Alberto Núñez Feijóo.

Maroto acusó al diputado y a la Xunta de alinearse con la empresa en lugar de con el Gobierno y los trabajadores y puso de manifiesto su sorpresa por la pregunta de Vox tras varios meses de conflicto con la multinacional. “Entiendo que hay elecciones en Galicia y que este es el motivo”, dijo Maroto.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad