Mario Conde engrasa su máquina de blanqueo

stop

Las Salcedas SA y Los Carrizos de Castilblanco SA, ejes de la trama urdida por el exbanquero, según los autos del juez Pedraz, cobran nueva vida de la mano de sus testaferros

Mario Conde, en una imagen de archivo, frente a la prisión madrileña de Alcalá-Meco. EFE/FERNANDO VILLAR

en A Coruña, 02 de noviembre de 2016 (20:07 CET)

Será el próximo día 14. Si nada se tuerce, en dos semanas está prevista la celebración de las juntas generales extraordinarias de tres sociedades vinculadas a Mario Conde. Al menos dos de ellas, Los Carrizos de Castilblanco SA y Las Salcedas SA, forman parte del entramado destapado en la Audiencia Nacional, y que llevó este mismo año al exbanquero a Soto del Real. Actualmente en libertad bajo fianza, Conde y su entorno más próximo no reparan en disimulos a la hora de reactivar el entramado, dedicado casi en exclusiva al blanqueo, según dejó constancia el auto de ingreso en prisión de Conde dictado por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz.

En el auto del Juzgado de Instrucción Central número uno queda claro el funcionamiento de la trama, el papel de ambas sociedades, así como de la holding Barnacla, y el del testaferro Francisco Cuesta Moreno, quien ahora convoca de nuevo las juntas generales, tanto ordinaria como extraordinaria, de Las Salcedas y Los Carrizos de Castilblanco. Cada sociedad, según el auto del juez Pedraz, tiene un rol dentro de la trama.

Los roles

Mario Conde controlaría desde el 2001 la sociedad Barnacla "con la colaboración de sus familiares y colaboradores más cercanos y que la ha utilizado tanto para ocultar sus propias ganancias tributando a través de esta sociedad sus servicios profesionales, como, igualmente, para traer de vuelta a España dinero de origen ilícito, a través de ampliaciones de capital o préstamos encubiertos", dice Pedraz.

Dentro de esta estructura, en Los Carrizos de Castilblanco, administrada por Cuesta Moreno, figuran como apoderados los hermanos Conde Arroyo, los hijos del exbanquero. Según el auto, recibe fondos de Barnacla. Otra sociedad del entramado,  Black Royal Oak, que utilizó Conde para repatriar el dinero, posee el 47% de las participaciones de Los Carrizos.

Compras en Intereconomía

Las Salcedas también está administrada por Francisco Cuesta Moreno, actualmente en libertad, pero imputado en la trama, y recibe fondos de Barnacla. Black Royal Oak, de nuevo, posee el 46,47% y Los Carrizos el 28,84 % de las participaciones de Las Salcedas. "Los vínculos de estas sociedades con el entorno de Mario Conde", dice el juez Pedraz, "resultan en una escritura pública de 29 de septiembre de 2014 de compraventa de valores de Intereconomía Corporación por parte de Black Royal Oak a Las Salcedas SA por importe de 5,4 millones de euros".

Para Francisco Cuesta Moreno, el Ministerio Fiscal solicitó su puesta en libertad provisional sin fianza, pero con la obligación de comparecer semanalmente en el juzgado, prohibición de salida del territorio nacional sin autorización judicial y retirada del pasaporte.

"Máxima confianza"

Así describe el auto del juez el papel de Cuesta Moreno en la trama: "Como persona de su máxima confianza (de Mario Conde), si bien en los últimos años ha perdido peso, se encontraría Francisco Cuesta Moreno, quien utilizado por el mismo contribuiría para interponer a la sociedad Barnacla para recibir fondos del extranjero de procedencia ilícita".  

De Los Carrizos y Las Salcedas, el juez señala que "titulan un ampliopatrimonio inmobiliario, y de las cuales Alejandra y su hermano Mario sonaccionistas". Ahora, con el anuncio público de la convocatoria de sus juntas generales para el próximo día 14, Mario Conde da un nuevo paso, esta vez nada disimulado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad