Reyes Maroto, ministra de Industria, con los trabajadores de Alcoa / Cabalar (EFE)

Marcha atrás: el Gobierno aparca el nuevo marco de ayudas para Alcoa

El Ejecutivo de Sánchez decide no aprobar este viernes el estatuto electrointesivo tras el informe de Competencia crítico con el decreto

Jarro de agua fría para A Mariña, A Coruña y Avilés. La aprobación del decreto por el que se regula el estatuto de consumidores electrointensivos no será aprobado finalmente en el Consejo de Ministros de este viernes, el último del actual Gobierno. Así se lo ha confirmado el Ministerio de Industria al Gobierno del Principado de Asturias. Y es la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia el principal obstáculo para hacer efectivo el nuevo marco de ayudas, que podrían ser ilegales (de Estado) a ojos de Bruselas, según su dictamen.

El estatuto electrointensivo era una de las demandas prioritarias de los trabajadores de las plantas de Alcoa en Avilés y A Coruña, una vez conocida la intención de la multinacional de cerrar y, por tanto, la necesidad de buscar otros inversores. "Tenemos la confirmación directa del ministerio y no es una buena noticia", ha reconocido el consejero asturiano Empleo, Industria y Turismo, el socialista Isaac Pola Alonso.

Procedimiento adicional

El dirigente del Gobierno del Principado ha explicado que este jueves se ha conocido un informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que plantea un procedimiento adicional que "impide" que el estatuto pueda ir al Consejo de Ministros.

Pola, que ha dicho que este viernes se reunirá con los trabajadores de Alcoa, ha señalado que la aprobación del estatuto electrointensivo dependerá ya de un nuevo gobierno a nivel nacional. En lo que se refiere a la labor del Principado, seguirán buscando inversores alternativos para la planta avilesina.

Posibles ayudas de Estado

En su dictamen, Competencia se ha puesto seria y pide analizar en mayor detalle todos los mecanismos de ayuda a las electrointensivas desde la óptica de la normativa de ayudas de Estado y recomienda que se tengan en consideración las ayudas a la industria electrointensiva que otros Estados miembros han adoptado y que ya han sido autorizadas por la Unión Europe. Todo un jarro de agua fría. 

El proyecto recoge mecanismos de apoyo a las industrias directamente aplicables, como son la reducción o exención de la financiación de los pagos por capacidad. También otros que califica de indeterminados, al quedar condicionados a una futura regulación vía orden ministerial. Aquí destacan los mecanismos de compensación de costes de emisiones, revisión de coeficientes de pérdidas y la cobertura de riesgos para contratos a largo plazo. "Cualquiera de ellos", advierte Competencia, "debe ser analizado desde la óptica de ayudas de Estado". 

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad