Manuel Jove regresa a lo grande al ladrillo

stop

Inveravante promueve 240.000 metros cuadrados junto al Parque Warner, en Madrid, que se suman al desarrollo de 1,1 millón de metros en Oleiros y a la reciente compra a Martinsa de otros 365.000 en A Zapateira

El empresario Manuel Jove

en A Coruña, 18 de noviembre de 2015 (01:19 CET)

El empresario que demostró mejor olfato vendiendo a tiempo Fadesa antes del estallido de la burbuja inmobilaria vuelve al ladrillo. Manuel Jove, presidente de Inveravante, irrumpe en el sector que mejor conoce, y sus nuevos movimientos representan todo un indicador de las expectativas que vuelve a despertar el sector de la construcción. Inveravante, el grupo que preside, tiene en desarrollo diversos proyectos urbanísticos, tanto en España como en el extranjero, que se concentran en México y Marruecos.

Sin embargo, son sus operaciones inmobiliarias en territorio nacional, tanto en Galicia como en Madrid, lo que vuelve a despejar dudas entre sus competidores sobre la recuperación del sector. El grupo que preside el empresario coruñés tiene en marcha desarrollos urbanísticos que se aproximan a los dos millones de metros cuadrados. En Madrid, en las inmediaciones del Parque Warner, propiedad del grupo, Jove promueve 240.000 metros cuadrados, el equivalente a 24 campos de fútbol. Por sus características, según fuentes del sector, es uno de los proyectos de mayor envergadura que acomete actualmente Inveravante.

Fuerte en Galicia

En desarrollo también se encuentra  la promoción inmobiliaria en el término de Xaz, en Dorneda. Un total de 1,1 millones de metros cuadrados de superficie se destinarán al complejo, en el que se ubicará un hotel, que ocupará el antiguo pazo existente en la finca. Según los planes iniciales, presentados hace cuatro años pero finalmente aprobados hace dos, serán unas 700 viviendas las que levantará el grupo.

Como en su día fueron Dos Regos, en Oleiros, o la macrourbanización de Miño, Fadesa llevó siempre en su ADN el desarrollo integral de las promociones, desde que el suelo era rústico hasta que, después de varias fases, se convertía en edificable. Ahora, Jove repite modus operandi.

De Culleredo a Bucarest

Inveravante busca desarrollos inmobiliarios que en gran medida parten también de suelos rústicos. Como  los 350.000 metros cuadrados que el empresario gallego ha adquirido a precio de saldo en la subasta de activos que realizan los administradores judiciales de Martinsa Fadesa. Por el momento, el empresario se ha hecho con el 50% de esa bolsa de suelo en plena Zapateira, en Cullleredo.

Al margen de México y Marruecos, en Bucarest desarrolla, sobre una superficie de 13 hectáreas, un proyecto residencial y urbano para 15.000 viviendas. Y en Brasil, en Fortaleza, promueve un  resort turístico de 720 hectáreas situado en el nordeste brasileño. El proyecto residencial, como los desarrollados en Marruecos, consta de hoteles, centros comerciales y campo de golf. Esas son otras de las especialidades del constructor con más olfato.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad