Manuel Jove reestructura el consejo de Inveravante

stop

El empresario reduce a cinco miembros el máximo órgano de la compañía, con la salida de dos ejecutivos, para ganar operatividad

Manuel Jove, en el centro, junto a Felipa Jove y Manuel Ángel Jove | EFE

en A Coruña, 02 de noviembre de 2015 (13:44 CET)

Mayor operatividad y más eficacia en la toma de decisiones. Esos son los ejes sobre los que pivota la decisión de Manuel Jove de simplificar el consejo de administración de Inveravante, el holding que levantó tras la venta de Fadesa. Fuentes cercanas al grupo confirman que son dos ejecutivos de la casa los que salen del consejo, que ahora queda integrado por cinco miembros.

Los dos ejecutivos que salen del consejo, hasta ahora formado por siete miembros, son Antonio de la Morena, responsable de inversiones del grupo, y Jaime de la Calle, director financiero. Ambos directivos permanecen en sus funciones dentro de Inveravante, según confirman fuentes cercanas al grupo.

Consejo familiar

La reducción del número de miembros en el consejo de Inveravante lleva aparejado que sea ahora la familia la que más peso tendrá en el  máximo órgano de administración. Manuel Jove mantiene la presidencia, al igual que sus dos hijos, Felipa y Manuel Ángel, que ya venían ocupando dos vicepresidencias.

El resto del consejo de Inveravante está integrado por dos independientes, como son el coruñés Antonio Couceiro, conselleiro de Industria con Manuel Fraga y primer ejecutivo durante años de Begano, y Tomás Blasco, vinculado al sistema financiero, y ejecutivo en su día del BBVA.

Tanto Couceiro como Blasco se habían incorporado al consejo de Inveravante en junio del año pasado, cuando Jove decidió ampliarlo con externos. La reducción del consejo fue aprobada el pasado 23 de octubre, a la vez que se daba luz verde por parte de Inveravante a diferentes cambios estatutarios para adaptarlos a la nueva ley de sociedades de capital.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad