Manuel Jove abre paso a sus hijos en la gestión de Inveravante

stop

Manuel Ángel Jove Santos asume la presidencia de Avantespacia Inmobiliaria, la promotora en la que el grupo familiar y el BBVA inyectan 60 millones

Manuel Jove, en el centro, junto a Felipa Jove y Manuel Ángel Jove | EFE

en A Coruña, 08 de noviembre de 2016 (04:15 CET)

Siempre en un segundo plano, los dos hijos de Manuel Jove han acompañado a su padre en prácticamente todas las iniciativas empresariales que el expresidente de Fadesa ha puesto en marcha en los últimos años. Sin embargo, Manuel Ángel y Felipa Jove Santos emergen cada día más dentro del grupo, y asumen responsabilidades en la primera línea.

Algo así sucede ahora con Avantespacia Inmobiliaria, una iniciativa en la que Inveravante, el grupo familiar, y el BBVA, a través de Anida, inyectan 60 millones de euros para nuevos desarrollos inmobiliarios. Es, según muchos interpretan, el regreso de Jove al ladrillo tras la venta de Fadesa, en 2006. Sin embargo, otros tantos se preguntan cuándo abandonó realmente el sector Manuel Jove, ya que en los últimos años ha salpicado de proyectos inmobiliarios su andadura empresarial. 

Nuevos roles

En esta nueva etapa, Manuel Ángel asume la presidencia de la sociedad conjunta constituida entre Inveravante y el BBVA, una señal inequívoca de la responsabilidad que ocupa dentro del grupo familiar. Otro tanto sucedió con su hermana Felipa en los últimos años, con un proyecto ilusionante pero que llegó a suponer un quebradero de cabeza para el grupo. Se trataba de la presidencia de Caramelo, que Felipa asumió después de que la empresa textil saliera del concurso de acreedores, y alternó con la gestión directa de la Fundación María José Jove, su hermana fallecida en 2002.

De hecho, la prematura muerte de María José, que en su día llegó a llevar las riendas directas de Fadesa, en calidad de vicepresidenta, bajo la atenta mirada de su padre, trastocó todos los planes de Manuel Jove. En 2004 llegaría la salida a Bolsa, y más tarde la venta a Martinsa.

Separación de responsabilidades

Manuel Ángel y Felipa tienen unos roles muy definidos dentro de la estructura de Inveravante, y han crecido profesionalmente a la sombra de su padre. Ambos son vicepresidentes de Inveravante. Además de Caramelo, en los últimos años Felipa ha combinado la gestión de la fundación que lleva el nombre de su hermana fallecida con el área corporativa de Inveravante, así como los servicios centrales del grupo.

Manuel Ángel, que inició su trayectoria profesional en el antiguo Banco Hipotecario, pasaría a ocupar más tarde la vicepresidencia segunda y un puesto en  el consejo de administración de Fadesa, además de ser director general de empresas filiales y participadas del Grupo Fadesa. Nacido en 1967, asume ahora uno de los grandes retos del grupo, ese retorno al ladrillo de Manuel Jove en un sector del que realmente nunca se alejó. 

Llega entrenado para este nuevo rol. Y no solo en el extinto Banco Hipotecario, sino también en el grupo. De hecho, se encarga desde hace años en Inveravante del área patrimonial, que incluye el área hotelera, así como las nuevas oportunidades de negocio. Avantespacia Inmobiliaria, la sociedad conjunta que ahora impulsan con el BBVA, parecen ser una de ellas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad