Manuel Añón compra el negocio en España del gigante alemán Klockner

stop

El empresario de A Laracha se hace con dos plantas y una red de distribución con 350 empleados

Añón, en el centro, en la presentación de su siderúrgica en Brasil

en A Coruña, 28 de enero de 2017 (06:35 CET)

Suma y sigue Manuel Añón, que tras poner en marcha su siderúrgica brasileña ha vuelto a explorar mercados más familiares y a canalizar inversiones a través de ellos. El proyecto de un complejo comercial en Oleiros y el traslado de la planta de Gallega de Mallas a Carballo han precedido a la compra del negocio del gigante alemán Klockner en España.

La compañía germana anunció este viernes el traspaso del grupo Kloeckner Metals Ibérica a Hierros Añón, un conglomerado formado por dos centros de producción en Zaragoza y Valencia, y 24 almacenes repartidos por toda España que conforman su red de distribución. El grupo alemán se dedica a la distribución de acero, hierro y aluminio y mueve por territorio español unas 180.000 toneladas anuales.

Este ensamblaje requiere de unos 350 trabajadores, que ahora forman parte de Hierros Añón. Klockner explicaba la venta como coherente en su estrategia de concentrarse en sus principales mercados para mejorar rentabilidad. España no estaba entre ellos.

En 2016, generó unas ventas de 120 millones, pero mantuvo un ebitda negativo "debido al difícil entorno económico de España", destacaba la compañía en un comunicado. El importe de la operación no ha trascendido, si bien el grupo alemán manifestó que la inyección por la venta de su división española servirá para enjugar "significativamente" su deuda.

Hemeroteca

Manuel Añón
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad