Primera concentración del calendario de protestas acordado por el comité de empresa de la factoría de Alcoa con los alcaldes de A Mariña / EFE

Manifestación multitudinaria por el futuro de Alcoa

Miles de personas abarrotan la plaza central del Concello de Xove (Lugo) para reclamar medidas que garanticen la continuidad de la planta de Alcoa

Pasan los meses y continúan las movilizaciones en torno a Alcoa. Ahora en Lugo, la última planta de aluminio primario que mantiene la multinacional norteamericana en España tras vender las instalaciones de A Coruña y Avilés. El complejo de Lugo, dedicado a la producción de alumino y alúmina, aqueja los mismos males que aquellas, ya que los altos costes energéticos han sacado de rentabilidad a la planta de aluminio, que acumula números rojos

Este miércoles, miles de personas llenaron la a plaza central del Ayuntamiento de Xove (Lugo) para expresar su apoyo a los trabajadores de Alcoa San Cibrao y reclamar medidas para el precio de la electricidad que garanticen la continuidad de la factoría de A Mariña Lucense. La concentración, en la que han participado unas 3.000 personas según las cifras del comité de empresa de Alcoa, también ha contado con la participación de alcaldes y representantes municipales de ayuntamientos de A Mariña de todos los colores políticos.

El Gobierno prometió hace tiempo la puesta en marcha del llamado Estatuto del Consumidor Electrointensivo, una batería de medidas para rebajar la factura eléctrica de los grandes consumidores industriales. Sin embargo, el borrador que presentó el equipo de Pedro Sánchez recibió el rechazo de las compañías, especialmente el de Alcoa, que alertó que no lograría hacer viable la planta de Lugo. Desde entonces, el documento pasó a fase de alegaciones sin que llegara a aprobarse, algo que no pasará al menos hasta que se forme un nuevo Ejecutivo. 

Los trabajadores valoran la unidad en torno al futuro de Alcoa

El presidente del comité de empresa de Alcoa San Cibrao, Xosé Paleo, ha valorado la imagen de unidad ofrecida este miércoles en Xove, tanto por parte de asociaciones y ciudadanos, como de los representantes políticos "que entienden lo que significa la fábrica para A Mariña".

El alcalde de Xove, Demetrio Salgueiro, se ha dirigido a los asistentes desde un balcón del ayuntamiento, donde también se ha subido Xosé Paleo para expresar su preocupación por el futuro de "miles de familias" y su "decepción" con la visita de la ministra de Industria, Reyes Maroto, el pasado martes.

Así las cosas, Paleo apela que continuar con "la fuerza" expresada en las calles de Xove este miércoles en busca de "una solución" que está en manos de un gobierno que "aprueba otras medidas" a pesar de estar en funciones, ha aseverado el representante de los trabajadores.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad