Maessa plantea un ERE de extinción para los 85 trabajadores que le quedan en Ferrol

stop

Hace dos años contaba con una plantilla de 400 operarios, que menguó con la crisis de Navantia

09 de enero de 2014 (17:22 CET)

La metalúrgica Maessa, que trabaja como auxiliar del naval en Navantia, ha planteado un expediente extintivo para los 85 trabajadores con los que todavía cuenta en Ferrol. Hace dos años contaba con una plantilla d 400 personas, aunque el número se ha ido reduciendo por la falta de trabajo.

Los 85 trabajadores que todavía permanecen en plantilla y que tienen antigüedades de entre 6 y 8 años, están afectados por un expediente de regulación suspensivo que finaliza el 31 de enero. A partir de ahí, la empresa plantea aplicar un ERE extintivo, lo que supondría "el cierre en Ferrol", como puntualizó Francisco Javier Leira García, delegado de CCOO en el comité de empresa.

Del grupo ACS

Los trabajadores tienen previsto continuar con las conversaciones con la dirección de la empresa, para mostrar su rechazo al expediente extintivo e intentar que sean recolocados en alguno de los otros centros con los que cuenta la compañía en España. Maessa pertenece al grupo ACS.

En Ferrol su trabajo estaba muy vinculado al área de aceros, en los encargos que realizaba Navantia. Los trabajadores ya finalizaron las actividades que tenían pendientes el pasado 15 de agosto y, salvo trabajos puntuales, no han tenido ocupación.

Sin carga de trabajo


"Aquí si no hay carga de trabajo, ya sea con buques militares o el flotel que el presidente de la Xunta de Galicia y el alcalde del PP decían que venían, aquí no hay nada, hay cero, las auxiliares no tenemos nada de trabajo", lamentó Leira García, que denunció que los operarios del naval en la ría de Ferrol "llevan dos años de movilizaciones, con un Gobierno y con el otro, y a pesar de todas las promesas, aquí no sale nada".

El presidente de la Confederación de Empresarios de Ferrol (Cofer), Isidro Silveira, preguntado durante una rueda de prensa sobre la situación de Maessa, ha puntualizado que no se trata de una empresa ferrolana, sino de un grupo que "ha generado trabajo aquí durante un tiempo", y que ahora que no tienen carga de trabajo "cierran de una forma muy digna, su trabajo ha acabado en octubre y han aguantado esta gente hasta enero".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad