Uno de los trenes de Talgo en la estación de Segovia. | EFE

Macropedido de trenes de Arriva con la ruta A Coruña-Oporto en el aire

Su matriz, Deutsche Bahn, encarga a Talgo 23 AVEs y abre la puerta a otros 100 trenes mientras Competencia analiza si autoriza su ruta A Coruña-Oporto

Deutsche Bahn, la matriz de la firma de transporte Arriva, se prepara para su desembarco en el sector ferroviario español. La compañía acaba de sellar un encargo de 23 trenes AVE a Talgo por un importe de 550 millones de euros.

Las primeras unidades está previsto que se entreguen en el año 2023. Serán la primera fase de un macropedido que incluye la posibilidad de fabricar hasta un centenar de modelos Talgo 230.

Unir A Coruña y Oporto en menos de 3 horas

Deutsche Bahn realiza este encargo para hacer frente a los contratos que se ha adjudicado en el este de Europa y que espera lograr también en la Península Ibérica. Su filial Arriva prepara el salto del autobús al tren y presentó su propuesta de ruta para unir las ciudades de A Coruña y Oporto en unas 2 horas y 50 minutos con una flota de talgos.

Esta línea, que se sumaría a la que ofrece Renfe desde la estación de Vigo-Guixar a la localidad portuguesa, se encuentra en estos momentos sobre la mesa de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). El servicio ferroviario está liberalizado desde el año 2010 para servicios de larga distancia internacional, pero no para trayectos nacionales, lo que chocaría con sus paradas en Santiago, Vilagarcía de Arousa, Pontevedra, Vigo, Valença y Nine.

La compañía pretendía poner en marcha esta ruta en verano de 2019, pero para hacerlo, la CNMC debe llegar a la conclusión de que esta línea supondrá un golpe de menos de un 2% en los ingresos de Renfe. En el caso de que el impacto sea superior, su solicitud será automáticamente denegada.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad