Luxempart demandará a Fernández de Sousa

stop

El fondo belga busca una condena penal y reparaciones civiles

Embarcación de Pescanova, al lado de una imagen del presidente De Sousa / EFE

07 de mayo de 2013 (19:20 CET)

El fondo Luxempart, que ostenta una participación del 5,83% en Pescanova, prepara una acción judicial contra el presidente de la firma gallega, Manuel Fernández de Sousa, con el fin de obtener una condena penal y reparaciones civiles por su gestión al frente de la compañía.

Así lo ha informado el fondo belga a sus accionistas, aunque no se descarta que otros miembros del consejo, como Damm, se sumen a esta iniciativa.

Nuevo consejo de administración

Del mismo modo, Luxempart tiene la intención de solicitar la convocatoria de una junta general extraordinaria para designar un nuevo consejo de administración válido que colabore con Deloitte, el administrador concursal de la multinacional, para resolver los problemas en la compañía en “interés de todas as partes”.

Para que el consejo se reúna de nuevo es necesario que soliciten al menos tres miembros, algo que parece sencillo, teniendo en cuenta que Luxempart, junto con Dam e Iberfomento son los principales puntales de lo que se denominó el grupo de los “consejeros díscolos” que pidieron hasta en dos ocasiones la revocación de Fernández de Sousa de su cargo.

Confía en “el sistema judicial español”

El fondo insiste en que ofrece también toda su colaboración a las autoridades judiciales españolas para esclarecer los problemas de tesorería y las supuestas irregularidades en la compañía gallega y depurar responsabilidades.

Tras subrayar que el consejo de administración de Pescanova rechazó sus propuestas para recuperar la confianza de los mercados y los bancos, Luxempart ha confiado en que el sistema judicial español realizará su trabajo "objetivamente" para mantener la confianza de los inversores en las empresas que cotizan en bolsa en España.

Provisiones

El fondo, representado por Francois Tesch en el consejo de administración de Pescanova, ya ha dado por perdida su inversión en el grupo, ante la "incertidumbre" que existe sobre la continuidad de su negocio, por lo que decidió provisionar un total de 43,9 millones de euros.

De hecho, Luxempart ha tenido que aprobar una devaluación correspondiente a un valor cero de la participación y aplicar una "fuerte reducción" del valor de las obligaciones convertibles, con un impacto en la cuenta de resultados de 48,22 millones de euros.

El fondo constata además que la situación de Pescanova podría tener un impacto negativo suplementario de unos cuatro millones en 2013, así como la pérdida de un millon de euros sobre la cesión de una parte de las obligaciones convertibles.

Damm valora su participación en 25 millones


Por su parte, Damm, que prevé realizar una provisión en las cuentas del primer trimestre de este año por el impacto que pueda tener el concurso de Pescanova, ha valorado su participación del 6,2% en Pescanova en 25 millones de euros, según consta en la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En concreto, la cervecera catalana cuenta con un paquete de 1,78 millones de títulos en la gallega, que están contabilizados a su valor razonable según su cotización en bolsa a 31 de diciembre de 2012.

"Durante el ejercicio 2013, una vez se disponga de datos más precisos acerca de la situación de esta sociedad (Pescanova) y se analice la evolución de su cotización, se concluirá acerca del tratamiento contable a aplicar en la valoración de dicho activo financiero", señala Damm.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad