Lucía e Inés Freire toman las riendas en Megasa en pleno proceso de sucesión

stop

Desde 2015, las hijas de José Enrique Freire Arteta toman protagonismo en el grupo siderúrgico mientras acumulan cargos en las sociedades familiares

Instalaciones de Megasa en Narón y Seixal, en las proximidades de Oporto

en A Coruña, 26 de febrero de 2016 (04:50 CET)

Paulatinamente pero con constancia, la hermética familia Freire está preparando el relevo generacional en Megasa, el grupo siderúrgico que ha colocado a los hermanos propietarios, José Enrique y Francisco, entre las grandes fortunas de España, con un patrimonio familiar estimado por Forbes en cerca de 800 millones.

Las hijas de José Enrique Freire Arteta, Lucía e Inés, han ido ganando posiciones tanto en las sociedades patrimoniales como en las que conforman el conglomerado metalúrgico de Megasa. El hijo varón, Enrique Freire Jiménez, figura solamente en las empresas que manejan el patrimonio familiar.

Lucía suma cargos en las filiales de Megasa

Es la primogénita, Lucía, la que acumula una mayor trayectoria en las sociedades del grupo. Según fuentes empresariales, lleva ya varios años en la división comercial de Megasa. Estas tareas se han visto refrendadas con su nombramiento este mismo mes como apoderada de Metalúrgica Galaica, que es, precisamente. el brazo comercial del grupo.

A finales del año pasado, Lucía emergió como consejera de LAF 98, con domicilio en Barcelona, y está en el consejo de JAP 2 desde 2013, la planta que adquirió la compañía en Valencia con capacidad para la generación de chatarra fragmentada y cizallada.

Al lado del jefe


También fue el año pasado cuando se convirtió en presidenta de Freire Productos Siderúrgicos.

La incorporación a las sociedades del grupo coincide con un aumento de competencias en el día a día de Megasa. Lucía es la persona que recibe todos los informes relativos a la actividad del grupo metalúrgico, que despliega plantas en Narón, Valencia y en las proximidades de Oporto y Lisboa. Antes era José Enrique Freire Arteta a quien se rendían todas las cuentas, desde hace alrededor de un año, comparte la responsabilidad, tal y como adelantó La Opinión y confirman fuentes sindicales.

Poderes para Inés

Inés Freire también mueve hilos en Megasa. Según fuentes empresariales, sería la hija menor la responsable de la nueva imagen de la página web de la empresa, un pequeño paso hacia la transparencia y la presencia corporativa, incluidos cambios en el logotipo, en una compañía que es tan discreta como sus dueños.

Inés es representante de la sociedad de inversión Aljezur, con domicilio en Madrid, el mismo cargo que ocupa en Bipadosa, la matriz de los Freire que controla Megasa. A ambos puestos se incorporó el año pasado.

El hijo varón, Enrique Freire Jiménez, sólo ostenta cargos en las sociedades patrimoniales de la familia, según los datos del Registro Mercantil.

Las empresas clave

José Enrique Freire Arteta ha ido incorporando a lo largo de los años a sus hijos y a su mujer en las sociedades de la familia. Una de las piezas claves es Inver Seixal, que fundó compartiendo administración con la hija mayor, Lucía, en 2006.

Fuertemente capitalizada, Seixal hace referencia a la localidad lusa donde levanta el grupo plantas de alambrón, transformados y de reciclaje de chatarra y vehículos. Suma un capital social superior a los 121 millones y está presidida por Inés, con Enrique de secretario y Lucía de apoderada.

De Inver Seixal nació por escisión Avore Inversiones en 2013, donde, desde junio del año pasado, Enrique ostenta los cargos de secretario y consejero, Lucía es también consejera e Inés, representante.

Ambas sociedades tienen domicilio en Madrid.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad