Losán recorta plantilla por la crisis pero pretende a la burgalesa Interbón

stop

El principal fabricante de tablero gallego ofrece 45 millones por otra maderera días después de despedir a 11 trabajadores por problemas económicos

Losán CCOO

29 de junio de 2012 (10:29 CET)

El Grupo Losán nació en Curtis en 1967 como una pequeña empresa de carpintería mecánica. A día de hoy es uno de los principales fabricantes de tablero y chapa de madera natural en todo el mundo, con 16 empresas repartidas por 10 países.

En las últimas semanas, sin embargo, está siendo protagonista por los conflictos con los trabajadores de las plantas que posee en Galicia, Industrias Losán S.A. en Curtis y ASERPAL S. A. en Vilasantar. Tanto es así, que trabajadores y patronal tienen cinco causas pendientes en los tribunales. La primera se resolvió el pasado jueves en favor de los empleados, que reclamaban 7 días de vacaciones incumplidos durante el pasado año.

El dato más llamativo en la serie de litigios lo reveló el sindicato Comisiones Obreras, que aseguró que Losán ofreció 45 millones de euros por la compra del Grupo Interbón, con sede en Burgos, durante el mes de mayo. El grupo burgalés es uno de los principales fabricantes de tableros de la península y en aquel momento se encontraba en concurso de acreedores.

Escasos días antes, la dirección de ASERPAL decidió despedir a 11 trabajadores, con el amparo de la última reforma laboral del Gobierno de Rodríguez Zapatero y aduciendo causas económicas y de productividad. Para Comisiones Obreras estos hechos demuestran que “la reforma laboral facilita el despido y que las cuentas de Losán están saneadas”. El responsable del área de construcción del sindicato, Sergio López, cree que los despidos “son una represalia de la dirección a los trabajadores provocada por las denuncias contra la empresa”.

De juzgado en juzgado

Las reivindicaciones sindicales no acaban ahí. En lo relacionado a la empresa de Vilasantar, ASERPAL, denuncian el incumplimiento del ERE pactado con el comité de empresa en diciembre de 2010 en lo tocante a los días de vacaciones de los trabajadores y la subida salarial durante el siguiente año. También denuncian que la empresa modificó la jornada, horarios y función de los empleados sin previo aviso.

Tampoco están tranquilos en Curtis, donde Comisiones Obreras ha abierto dos conflictos colectivos por el incumplimiento de la subida salarial del Convenio Estatal de la Madera y por el cambio de funciones y retribución de un trabajador miembro del sindicato.

También está pendiente la resolución del Tribunal Superior de Xustiza en lo relativa a los 11 trabajadores despedidos.

La empresa, por el momento, mantiene un escrupuloso silencio con respecto a los hechos.

Las cifras de un gigante

En el año 2009 el Grupo Losán facturó 225 millones de euros y tenía en nómina a cerca de 1. 400 trabajadores, 240 de ellos en las plantas de Curtis y Vilasantar. El impacto de la crisis y la caída de la construcción fue minando esas cifras y trajo consigo Expedientes de Regulación de Empleo en ambas empresas.

En la marea de desacuerdos, tampoco hay consenso en las cifras entre sindicatos y patronal. “El Grupo ha aumentado su facturación en más de dos millones y medio cada año --asegura Sergio López--, con la excusa de la crisis le está robando a los trabajadores sus sueldos y sus condiciones laborales”, concluye.

Independientemente de los datos, lo cierto es que Losán ha crecido hasta convertirse en una de las grandes industrias de la península. Junto a las también gallegas Finsa, Tablicia y Unemsa-Intasa conforman uno de los sectores económicos más potentes de la comunidad y son las principales fabricantes de tablero del estado español.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad