Los tres directivos del Barça que pelean por manejar el presupuesto

stop

Emilio Rousaud planta batalla para lograr ser vicepresidente económico del club y desplazar a Enrique Tombas, aunque el mejor posicionado es Silvio Elías

Ismael García Villarejo

Las tiendas de productos del Barça combinan locales propios de Nike y franquciados. EFE/Andreu Dalmau
Las tiendas de productos del Barça combinan locales propios de Nike y franquciados. EFE/Andreu Dalmau

Barcelona, 18 de diciembre de 2016 (06:00 CET)

Movimientos internos en el FC Barcelona. El nombramiento del vicepresidente del club que sustituirá en el cargo a la dimisionaria Susana Monje será más reñido de lo inicialmente esperado por la junta directiva. El actual tesorero, Enrique Tombas, goza del respaldo de una parte de la cúpula para asumir las tareas de Monje. La antigua responsable de las finanzas blaugranas zanjó abruptamente su carrera en el club por el caso Arístegui-De la Serna –investigado en la Audiencia Nacional debido a una presunta trama de sobornos en Argelia—.

Tombas era el número dos de Monje, la responsable de cerrar el periodo de mayor facturación en la historia del club. El récord se produjo la temporada 2015-2016, cuando los ingresos alcanzaron los 680 millones de euros. Con estos precedentes, el nombramiento parecía asegurado hasta que irrumpió en la carrera por el control del presupuesto del club el presidente de Factor Energía, Emilio Rousaud. Descontento por su falta de protagonismo, ha intentado desplazar a Tombas.

Los avales de Rousaud son políticos, aunque él tienda a venderse como un hombre con éxitos empresariales. Cuenta con el respaldo del ala pro-independentista. El benjamín de los Carulla, Oriol Tomás, organiza la captación de adhesiones bajo la atenta mirada de Carles Vilarrubí, esposo de Sol Daurella –la empresaria acusada de "romper España". Si Tombas puede "venderse" como corresponsable de los éxitos económicos de la última temporada, Rousaud alardea del éxito de Factor Energía, empresa que está en venta.

Elías cuenta con el apoyo mayoritario

La ambición de Rousaud –responsable del área patrimonial, ha perdido peso tras la elección del proyecto para construir el Nou Camp Nou– ha generado no pocas sorpresas en la junta del FC Barcelona. Aupado a la directiva por el propio Josep Maria Bartomeu en las últimas elecciones, las relaciones entre el presidente y Rousaud no pasan por su mejor momento. Con motivo del estallido del caso Neymar, el directivo se abstuvo en la junta donde se votaba el acuerdo que daba luz verde al pacto con la fiscalía. Esta actitud decepcionó al presidente, mucho más que el voto en contra de Vilarrubí, huérfano de proyectos en la actual junta.

El tercero en discordia en la lucha de poder por el control económico del club es Silvio Elías. El expropietario de Caprabo cuenta con el apoyo mayoritario en la cúpula azulgrana. Muchos ya lo vieron en su momento como el candidato ideal para relevar a Javier Faus, por delante de Monje, pero el veterano empresario prefirió ganar peso en la estructura deportiva. Actualmente es el directivo responsable del fútbol formativo profesional, es decir, el que más vínculo tiene con el filial del club.

En la directiva hay una fuerte corriente que auparía a Elías al cargo de nuevo vicepresidente económico del club por varios motivos: 1) Es el único directivo asignado a la comisión económica del FC Barcelona. 2) Está en la junta desde el primer día, ya que entró de la mano de Sandro Rosell. Tombas y Rousaud, en cambio, se incorporaron con Bartomeu en julio de 2015. 3) Conoce el club mucho mejor que sus dos contrincantes, a los que tampoco tiene nada que envidiar a nivel empresarial; al contrario. En la actual directiva entienden que es una cuestión de lógica que sea Elías el elegido.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad