Los trabajadores piden a Rajoy un nuevo presidente para Navantia

stop

Critican la falta de conocimientos del sector de José Manuel Revuelta, al que califican como un "tecnócrata"

Miembros de los comités de Navantia en la ría de Ferrol

en A Coruña, 18 de noviembre de 2016 (19:41 CET)

Aprovechando los cambios que está realizando Mariano Rajoy en su nuevo ejecutivo, los comités de empresa de Navantia en la ría de Ferrol han vuelto a reclamar la dimisión del actual presidente de la compañía, José Manuel Revuelta, "ante la gravísima situación generada" por la dirección de la compañía naval pública.

El presidente del comité de empresa del astillero de Ferrol, Javier Galán (CCOO), exige a Rajoy el nombramiento de "un nuevo presidente con conocimientos del sector naval, y no un tecnócrata", que venga acompañado de "una nueva dirección ilusionadas y dispuesta a relanzar" la empresa perteneciente a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y que además "escuche a los trabajadores y mantenga con los mismo una buenas relaciones laborales".

Problemas de gestión

Los trabajadores públicos basan estas peticiones "en la modificación de la organización productiva" que a su entender ha generado "importantes problemas a la hora de afrontar una obra como ha sido el flotel para Pemex, que han generado retrasos".

Además, cargan contra la "política errónea de contratación de grandes paquetes a la industria auxiliar" y que ha motivado que los grandes grupos resultaran adjudicatarios de los mismos, hecho que, según indican, favoreció "la subcontratación de la subcontratación, con el encarecimiento de los trabajos y favoreciendo la precarización de las condiciones de los trabajadores de las compañías".

Situación económica

En su intervención, Galán también ha advertido de un "un marcado envejecimiento de la plantilla y un desajuste y desequilibrio en determinados gremios". Por ello, pide la incorporación de jóvenes para no "morir de éxito" con la carga de trabajo que está previsto acometer en Ferrol, "sin plantilla y una excesiva carga de subactividad y una importante pérdida de conocimientos".

Por último, considera que la situación económica de la empresa pública "también avala este acoso y derribo" contra Revuelta planteado por los propios trabajadores. Así, recuerda que en 2015 las pérdidas fueron de 224 millones de euros, "y unas expectativas que nos indican que al cierre de este año el saldo negativo puede situarse en términos parecidos o incluso superiores".

Peticiones

En la rueda de prensa, los integrantes de CC.OO., CIG, UGT, y MAS han demandado que se resuelvan las incertidumbres económicas y financieras, que se dote de carga de trabajo a todos los astilleros, así como la puesta en marcha de un plan de modernización y la apuesta por el I D i.

Además, han pedido la creación de una nueva estructura organizativa con la "descentralización de la gestión y toma de decisiones", así como la potenciación del área de reparaciones y turbinas, la diversificación industrial y disponer de una industria auxiliar "como complementaria y no como medida de abaratamiento de los costes".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad