Protesta de los trabajadores de Alcoa ante el ERE planteado por la multinacional en la planta de Lugo / E.P.

Los trabajadores piden a Alcoa frenar los despidos seis semanas

El comité de la factoría lucense pide a la multinacional que se prolongue seis semanas el periodo de consultas del ERE para facilitar la venta a Liberty

Los trabajadores de Alcoa en la planta de San Cibrao (Lugo) han pedido a la multinacional que prorrogue durante seis semanas el periodo de consultas del ERE, que pretende aplicar a 534 operarios. El comité de empresa busca ganar tiempo y facilitar la venta del conjunto industrial a Liberty House Group, que ha presentado un plan industrial para quedarse con las instalaciones.

La dirección de Alcoa y la plantilla no consiguieron alcanzar un acuerdo en la maratoniana reunión mantenida entre el martes y el miércoles, cuando finalizaba oficialmente el periodo de consultas. La reunión de este jueves tenía como único objetivo la firma de las actas, pero los trabajadores insistirán en alargar el periodo de negociación seis semanas más.

El secretario general de la Confederación Intersindical Galega (CIG), Paulo Carril, recuerda en un comunicado que “para doblegar a Alcoa”, en la reunión de ayer con el ministerio, -a la cual no acudió la dirección de la siderúrgica-, reclamaron tanto a la Xunta como a la ministra de Industria “que actúen con contundencia y con firmeza”.

“No es de recibo que una empresa como esta esté manteniendo una situación de tensión y de sinrazón enorme, poniendo en riesgo miles de puestos de trabajo y la continuidad de una actividad industrial estratégica”, añade en el escrito.

Carril confía en que la multinacional “se avenga a razones y se abra a la posibilidad de prorrogar en seis semanas el proceso, sustituyendo la firma de las actas de desacuerdo por la de un acta sencilla en la que se recoja la ampliación del período de consultas”.

[related:2[

Una reunión semanal hasta septiembre

Este nuevo plazo serviría para posibilitar el inicio del proceso de venta de la planta de aluminio de San Cibrao, en el que participaría, en exclusiva, Liberty House Group, empresa perteneciente al conglomerado internacional Alliance GFG.

La propuesta contempla la celebración de una reunión semanal, a través de una mesa multilateral, para mantener puntualmente informados de los avances de esas negociaciones tanto a la representación de los trabajadores como a la Xunta, el Ministerio de Industria y los sindicatos CIG, CCOO y UGT.

Además de todo esto, en el texto se explicita que el proceso de venta se desarrollaría “sin parar ninguna cuba”, de modo que las instalaciones podrían venderse a Liberty House Group con la planta en funcionamiento.

Los trabajadores preparan la batalla judicial

Asimismo, y tan solo en el supuesto de “que la venta no llegara a producirse a 20 de septiembre”, el día 21 del mismo mes las partes se reunirían para finalizar el período de consultas en los términos que se acuerden.

De no conseguir un cambio de postura de la multinacional en la reunión de este jueves, el secretario de la CIG advirtió de que se podría llevar la “barbaridad” propuesta por la dirección de la empresa al ámbito judicial para que sea el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia quien resuelva la impugnación que harán de los despidos”.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad