Imagen de la protesta de un centenar de trabajadores de Alu Ibérica frente a la factoría / Twitter @TraballadoAlcoa

Los trabajadores llevan a Alu Ibérica a la Fiscalía por cinco delitos

La plantilla de la antigua Alcoa denuncia delitos contra la salud de los trabajadores, estafa, apropiación indebida, insolvencia y organización criminal

La plantilla de Alu Ibérica en A Coruña cumple su amenaza. Los trabajadores han llevado la venta de la antigua factoría de Alcoa a la Fiscalía, denunciando cinco delitos en una denuncia que aporta unas 30 páginas de documentación. Las instalaciones se traspasaron junto a la fábrica de Avilés en un proceso de venta tutelado por el Ministerio de Industria y dirigido por la multinacional norteamericana que acabó con las plantas en manos de Parter.

A pesar de que tenía el compromiso de desarrollar un plan industrial y preservar las condiciones de la plantilla durante dos años, el fondo suizo traspasó la mayoría de las factorías a Grupo Industrial Riesgo, para estupor de la plantilla, que desde entonces ha pedido la intervención del Gobierno para aclarar la legalidad del traspaso, que fue bendecido por Alcoa.

Tras muchas jornadas de protesta, los trabajadores han decidido llevar la venta y a la dirección de Alu Ibérica, el nuevo nombre de la antigua Alcoa, a la Fiscalía. Este jueves presentaron la denuncia tras el acuerdo unánime del comité.

Según informan los trabajadores, el escrito pide que al fiscal que investigue presuntos delitos de estafa, apropiación indebida, insolvencia punible, contra la seguridad de los trabajadores y por pertenencia a grupo criminal. En este último, la plantilla alude a un presunto entramado de sociedades que se habría utilizado para adquirir la planta.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad