Los trabajadores gallegos pierden poder adquisitivo y aumentan la jornada pactada

stop

El Consello de Relacións Laborais concluye que la crisis paraliza la negociación colectiva

18 de julio de 2012 (15:29 CET)

Los trabajadores gallegos han perdido poder adquisitivo en los convenios colectivos firmados en la primera mitad del año, que recogen un incremento salarial del 1,52%, por debajo del 1,8% de aumento del IPC. Así lo ha indicado este miércoles el presidente del Consello Galego de Relacións Laborais, Demetrio Fernández, que destacó que “desde que hay registros, a finales de los ochenta, no había un incremento salarial tan bajo”.

Fernández ha presentado en rueda de prensa los resultados del informe de negociación colectiva de 2011 y el avance del primer semestre de 2012, que concluyen que la crisis ha paralizado la actividad en este sentido. Además de la pérdida de poder adquisitivo, los datos de los seis primeros meses del año indican que los trabajadores aumentan la jornada pactada, que es de 1.769 horas, "una de las más altas de la última década". Comparada, por ejemplo, con la jornada de 2011, es 16 horas más alta.

Parálisis de los convenios


El presidente del Consello indicó que la situación en la negociación colectiva en Galicia es de “paralisis, realismo y adaptación de los contenidos de cara a la situación de crisis”. En su opinión, la paralización de la negociación colectiva se debe a que la recesión ha provocado que los trabajadores se centren en la defensa del empleo y los empresarios en la supervivencia de las empresas. Así, no se inician negociaciones para evitar peticiones de incrementos salariales para los que la compañía no tenga “disponibilidad financiera”.

En cuanto a la vinculación del salario al aumento de la productividad, han bajado del 41% al 32% los convenios que establecen esta relación, algo "curioso", a juicio del presidente del Consello, dado que se trata de una de las recomendaciones del Ministerio de Economía y de la CEOE.

Por sectores, Fernández ha indicado que la negociación se ha reducido sobre todo en la construcción y la actividad agraria, mientras que en los servicios "se mantiene malamente". Además, ha señalado que el sector de las ambulancias y el de la limpieza están "al borde de la conflictividad".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad