Los trabajadores deslizan que la Xunta tendrá que autorizar el ERE de Povisa

stop

El concierto de la clínica de José Silveira Cañizares impide la subcontratación de servicios, según los sindicatos

Asamblea de trabajadores de Povisa | EFE

A Coruña, 06 de febrero de 2015 (21:17 CET)

No acaba de llegar la paz a Povisa, la clínica privada que gestiona el grupo A Nosa Terra, de José Silveira Cañizares. El comité de empresa ha comunicado que el concierto que la dirección del hospital firmó con el Servizo Galego de Saúde (Sergas) establece que la empresa "no puede subcontratar" servicios sin contar con "la autorización expresa" de la Administración, y por ello ha exigido a la Xunta su implicación "total e inmediata" en el ERE, por el que se prevé el despido de 56 trabajadores.

Los planes de Povisa, según explican, pasarían por subcontratar parte de los servicios tras apllicar los despidos. Sin embargo, en el concierto con el Sergas se especifica que "Povisa no podrá acordar con terceros la cesión de los derechos y obligaciones derivados del contrato sin la autorización expresa de la administración contratante", es decir, que "Povisa no puede subcontratar" servicios como limpieza, rehabilitación control de visitas y telefonistas, ha explicado el comité de empresa, salvo "autorización" de la Xunta.

Cuando la Xunta se lavó las manos

El Gobierno gallego se había lavado las manos en un conflicto anterior, los recortes en el convenio laboral, alegando que se trataba de una empresa privada. Los trabajadores han manifestado que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, "ya no puede decir que la administración no se puede involucrar", como había expresado entonces. "Con esta disposición no tiene excusa, su implicación tiene que ser total e inmediata", han insistido.

La plantilla han¡ organizado una concentración el próximo día 17 a las 10,00 horas delante del edificio de la Xunta, para exigir que no se permita la subcontratación de ninguna actividad sanitaria o no sanitaria, que no desaparezca ningún servicio y que el ERE no se llegue a aplicar.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad