Los trabajadores del Popular-Pastor amenazan con una huelga

stop

Exigen ante el Parlamento gallego un cambio de posición a la directiva, a la que acusan de arrogante y prepotente a la hora de aplicar el ERE

Los trabajadores del Popular-Pastor, ante el Parlamento de Galicia | EP

en A Coruña, 21 de octubre de 2016 (12:50 CET)

La "arrogancia y prepotencia" del Popular-Pastor a la hora de aplicar el ERE ha motivado que los trabajadores de la entidad empiecen a plantearse la posibilidad de endurecer sus protestas, incluso de convocar una huelga para el conjunto de empleados del grupo.

Así lo ha anunciado este viernes el portavoz de UGT Ernesto Fontanes, durante la protesta frente al Parlamento de Galicia, coincidiendo con la constitución de la Cámara, para exigir que los grupos "tomen partido" contra el expediente de regulación de empleo (ERE) del grupo, que para la plantilla gallega plantea 435 despidos, un 25% del total.

Después de varias movilizaciones en distintas localidades gallegas, y para visualizar su problemática, delegados sindicales de la entidad financiera –que han coincidido con los de Isolux-Corsán– se han concentrado frente al Pazo do Hórreo, con pancartas contra los despidos y coreando consignas como 'ERE de extinción para la dirección', 'ERE de extinción para Ángel Ron' y 'este ERE lo vamos a parar'.

Cabreo generalizado

Como reconoció Fontanes, "hay un cabreo generalizado porque --este jueves-- el banco, en su posición de prepotencia y arrogancia, manifestó que con o sin acuerdo va a llevar el ERE tal y como lo presentó", cuestión que ha remarcado que los directivos "se tienen que sacar de la cabeza".

En este sentido, ha criticado que el grupo pretende despedir a los trabajadores "con una retribución que reduce su salario hasta un 50% de sus ingresos brutos anuales" cuando "año y pico antes los directivos incrementaron sus salarios, y en más de 72 millones de euros sus planes de pensiones".

"La cúpula tiene que entender que estas movilizaciones son el inicio, y si nos fuerzan pasaremos a otras posiciones", como una huelga del conjunto de los trabajadores del grupo, ha avanzado, antes de insistir en que no están dispuestos a doblegarse. "Tienen que modificar su posición y dar seguridad de futuro para el conjunto de la plantilla", concluyó.

Revisión de los acuerdos

Por su parte, la responsable de la CIG en el Pastor, Rosa Conde, ha señalado que requerirán a los grupos, y también al próximo Gobierno de la Xunta cuando tome posesión, que intervengan para tratar de lograr "la continuidad del máximo número de trabajadores" y "la viabilidad del propio banco", una de las empresas, ha dicho, "más representativa" de la comunidad.

Además, al próximo Ejecutivo del PP le exigirán "que se replantee su posicionamiento" ante los convenios de financiación que ha señalado que tiene firmados con el Popular, y también respecto a "futuros" acuerdos. "Teniendo en cuenta las medidas que adopta la entidad".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad