Los trabajadores de Pescanova piden información, la Xunta aguarda

stop

La compañía asegura a los sindicatos que los salarios no corren peligro

Fábrica de Pescanova en Redondela | Pescanova

05 de marzo de 2013 (23:47 CET)

Los trabajadores de Pescanova, cerca de 1.500 en Galicia según los sindicatos, leen con meticulosidad las informaciones de prensa sobre la compañía. Es su principal fuente de información sobre la agitada situación de la empresa gallega desde que el pasado viernes entró en preconcurso de acreedores, cogiendo por sorpresa a sus empleados. Ese mismo día, directivos de Pescanova llamaron a los representantes sindicales para transmitir tranquilidad. “La situación está más o menos controlada”, aseguraron a sus empleados.

Las centrales dieron por buena la primera toma de contacto, asumiendo que el proceso es complejo y que está fermentando en las mismas entrañas de la compañía. "Una cosa es hablar de lo que sucede en fábrica y otra es el problema de fondo, que va más allá", apuntan en CC.OO. Por el momento, les basta con dos promesas de la compañía. La primera es que el preconcurso "no afecta a las fábricas" y tampoco a los procesos productivos, pues hay materia prima para unos dos o tres meses. La segunda, que los salarios no corren peligro.

Reclaman información


Estas son las ideas que pusieron en común este martes los representantes de CC.OO. en los comités de empresa de Pescanova. Las del primer y único contacto de la directiva con los trabajadores desde que saltaron las alarmas. Ese mismo día, los representantes sindicales solicitaron una reunión de urgencia con el presidente de la compañía, Manuel Fernández de Sousa y con el consejo de administración. Por el momento, no han recibido respuesta.

El responsable de organización de la Federación de Alimentación de CC.OO., Francisco Vilar, espera que se les informe de "cómo se llegó" a la situación de pedir el preconcurso, teniendo en cuenta que "en el último balance había unos beneficios considerables y nada hacía prever que esto fuese a suceder". En resumen, espera obtener para los trabajadores información “directa” sobre el “problema de fondo”.

Que la compañía busque soluciones

Mientras los sindicatos piden más información a Pescanova, la Xunta dice más bien poco. El conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde valoró este martes la compleja situación de la empresa gallega. No cerró la puerta a que el Gobierno autonómico preste ayuda a Pescanova, pero tampoco la abrió. Apuntó que la Xunta “siempre” se presta a la colaboración con "todas" las empresas, pero que corresponde a la propia compañía la búsqueda de "soluciones". Nada más.

El Gobierno gallego, por el momento, seguirá desde lejos la evolución de la pesquera, “esperando que se encuentre pronto una solución". Conde no añadió nada nuevo. Expresó la “confianza” de la Xunta en los directivos de Pescanova y cuando lo cuestionaron directamente sobre la cooperración de la Administración apeló a la “prudencia” para eludir la respuesta.

Igual que Feijóo


La entrada en preconcurso de Pescanova el pasado viernes coincidió con la inauguración de la nueva planta de Estrella Galicia en el polígono de A Grela, en A Coruña. Al acto asistió el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que expresó su confianza en que la cervecera “saldrá reforzada de la crisis”, una idea que también aplicó a la economía gallega. Interrogado posteriormente sobre Pescanova señaló que era "pronto" para hablar del tema.

Sin embargo, Conde no llegó mucho más lejos. Calcó la idea del presidente de la Xunta para referirse a Pescanova. El objetivo, según sus propias palabras, es que la empresa "pueda salir fortalecida" de la coyuntura que está viviendo para "afrontar su plan de negocio" y "seguir mejorando su competitividad y ganando mercados internacionales".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad