Los trabajadores de la Fábrica de Armas inician un encierro indefinido

stop

Quieren forzar a Defensa a aprobar el proyecto del Instituto de Formación Financiera

Concentración de trabajadores de la Fábrica de Armas frente a la Delegación del Gobierno en Galicia / EFE

21 de octubre de 2013 (18:35 CET)

La totalidad de los 61 trabajadores de la Fábrica de Armas de A Coruña que se han movilizado desde que fueron despedidos en junio iniciarán este lunes un encierro “indefinido” para tratar de lograr una solución “inminente” y así presionar al Ministerio de Defensa a que apruebe el plan impulsado por el Instituto de Formación Financiera y Empresarial (IFFE) para retomar la actividad en la factoría. Además del encierro, los trabajadores han organizado tres manifestaciones para esta semana.

En rueda de prensa, el presidente del comité, Roberto Teijido, ha señalado que el "plazo se agota" y ha advertido que si esta semana no se cierre el acuerdo para retomar la actividad en la factoría coruñesa, "General Dynamics empezará a desmantelar la maquinaria", ha afirmado Teijido, que insiste en exigir a Defensa que "se pronuncie" y "apruebe" el proyecto de IFFE.

Aceptarían una reducción salarial


Por ello, además del encierro indefinido, los 61 trabajadores que no se acogieron a la bajas incentivadas se manifestarán esta semana --martes, miércoles y jueves-- por las calles de la ciudad herculina. La primera de las protestas saldrá a las 10:00 horas hasta la Delegación de la Xunta, el miércoles partirán desde Eirís hasta el mismo lugar y el jueves lo harán desde la fábrica de armas hasta la Delegación del Gobierno.

"Entendemos que estamos jugando la prórroga y queremos ganar aunque sea en los penaltis o en la prorroga"", ha asegurado Teijido, que ha valorado positivamente el pronunciamiento del presidente de la Xunta y ha defendido que la alternativa no puede salir "hipotecada" y, por ello, ha destacado que los trabajadores aceptan recortes para apoyar el proyecto del grupo IFFE, como es la reducción de un 30% del salario y el aumento del horario.

Interesados

Sobre el proyecto navarro-gallego interesado en asumir la gestión de la fábrica de Armas, el comité no se muestra confiado en el mismo y asegura que "no huele bien" ya que, según ha explicado Teijido, las empresas de este grupo no tienen "actividad industrial".

Al respecto, ha señalado que las empresas de este grupo son de reciente creación, constituidas hace tres meses dos de ellas y 21 meses una tercera, y cuentan con un capital social de 3.000 euros y ha señalado que sólo una de ellas cuenta con trabajadores.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad