Los trabajadores de Ferroatlántica mantienen la huelga

stop

La reunión del comité de empresa de Cee-Dumbría con la dirección acabó sin acuerdo sobre la venta de las centrales, aunque sirvió para alertar del delicado estado del horno principal

Protesta contra la segregación y venta de las centrales de Ferroatlántica

A Coruña, 14 de febrero de 2017 (19:19 CET)

Fue una reunión tranquila la que este martes mantuvieron los trabajadores de las plantas de Ferroatlántica de Cee-Dumbría con el consejero delegado de Ferroglobe, Pedro Larrea, que trató de convencerles de las bondades de su plan de inversión, supeditado a la venta de las centrales, de la que en la comarca no quieren ni oir hablar. Sin embargo, el buen clima no sirvió de nada: las posturas siguen encontradas.

Tanto es así, que los miembros del comité de empresa tienen pensado presentar esta misma semana el preaviso de huelga, un paro de 24 horas que realizarían en señal de protesta entre los días 10 y 11 de marzo, para reclamar que la actividad de generación hidroeléctrica y la de producción de ferroaleaciones sigan vinculadas.

Por otra parte, el encuentro sirvió para alertar al consejero delegado de la delicada situación de la cubeta del horno 22 de la planta de Cee, que está ya al final de su vida útil y que, además de suponer un riesgo para la seguridad de la factoría, podría acarrear la pérdida del módulo de 90 megavatios que obtuvieron en la última subasta de interrumpibilidad.

Larrea se desplazó hasta la factoría para conocer in situ su estado, pero antes ya se había comprometido a dotar a las instalaciones de un nuevo horno –el número 23– para mejorar la capacidad de producción de la factoría. Esta propuesta es una de las que figuran en el plan industrial presentado para la empresa en la comarca, que incluye actuaciones por un valor aproximado de 50 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad