Los trabajadores de Ferroatlántica avisan de que no aceptarán "un cambio de cromos"

stop

Se oponen a que la segregación sirva para garantizar las nuevas inversiones de la empresa en Galicia

Protesta de trabajadores de Ferroatlántica con la factoría de Dumbría al fondo | Cedida

A Coruña, 12 de diciembre de 2016 (23:00 CET)

Los trabajadores de Ferroatlántica en Cee-Dumbría lo tienen claro: "No vamos a hacer un cambio de cromos de las centrales por una fábrica de carbón vegetal". Con esta contundencia han respondido al comunicado enviado por la empresa este jueves, en el que anunciaba una inversión de 9 millones de euros en una nueva planta cuya construcción supeditada inicialmente a la segregación de los activos industriales de los energéticos.

La nueva instalación, cuya ubicación está aún por determinar, pero que los trabajadores sospechan que se pueda levantar en Sabón, junto a la planta de silicio que el grupo presidido por Juan Miguel Villar Mir tiene previsto construir, "apenas generará empleo", apuntan desde el comité. "Si dicen quince trabajadores, serán la mitad".

Preocupación creciente

A medida que pasan los días, la preocupación de los centros industriales de la comarca de Fisterra va en aumento. Tanto, que ya sospechan que la segregación pueda estar "sobre la mesa". En cualquier caso, advierten de que, "tan pronto entre el papel en la Xunta", iniciarán una huelga porque "serían palabras mayores".

Los trabajadores reconocen que la empresa ya ha dado pasos muy importantes en este sentido, como es la segregación física e industrial. "Tan solo falta la administrativa", apuntan, y esa es la que quieren evitar. Independientemente de las promesas de Ferroatlántica de nuevas inversiones, les preocupa la continuidad del negocio de las ferroaleaciones. "Si segregan y desaparecen las primas por interrumpibilidad –que suponen al grupo 28 millones de euros extra–, nosotros empezamos a caer", alertan.

Comité europeo

De momento, indican, ni la segregación ni el plan de inversiones están cerrados. Por eso, esperarán a conocer lo que les quiere trasladar la empresa en la próxima reunión del comité europeo, prevista para este miércoles, en la que la segregación de los activos será uno de los puntos del orden del día.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad