Los trabajadores de Alcoa recogen juguetes para agradecer el apoyo ciudadano

stop

Entregarán todo lo recaudado a Cruz Roja en reconocimiento a quienes respaldaron sus protestas para evitar el cierre de la planta de A Coruña

Marcha de protesta por la situación de Alcoa en A Coruña

A Coruña, 31 de diciembre de 2015 (12:27 CET)

Tras la tormenta llegó la calma a la plantilla de Alcoa, que vive las fiestas con la tranquilidad de haber salvado el órdago que ponía en peligro la continuidad de las plantas de A Coruña y Avilés. Saben los trabajadores gallegos que solo han ganado una batalla que se repite año tras año. Así lo asegura el comité de empresa de la fábrica coruñesa, que ya piensa en cómo lograr un marco energético estable y dar una vuelta de tuerca al mecanismo de interrumpibilidad por el que se reparten las primas millonarias a la gran industria.

La última subasta fue "una solución a corto plazo" pero ni las compañías ni los trabajadores quieren estar colgando de un hilo cada fin de año. "Tenemos que seguir en la lucha para que se anule definitivamente la subasta de los paquetes de interrumpibilidad y se cree un nuevo marco energético donde el reparto sea más justo", afirman.

Así que la pelea de los trabajadores continuará en 2015. Pero ahora mismo es tiempo de agradecimientos a los que se sumaron a las protestas contra el cierre de la planta. Como reconocimiento al apoyo ciudadano, han iniciado una campaña para recoger, entre la plantilla, juguetes destinados a Cruz Roja con el objetivo de que se repartan entre las familias con menos recursos. Todos los juguetes que recauden los llevarán al almacén de Cruz Roja el próximo 3 de enero para que cada familia tenga tiempo suficiente de recogerlos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad