Representantes sindicales de Alcoa a la entrada de la vista que celebra el TSXG que solicita medidas cautelares contra el ERE de Alcoa. EFE/Cabalar

Los trabajadores de Alcoa ofrecen “paz social” si negocia con la SEPI

El comité de Alcoa quiere en las negociaciones a Roy Harvey, presidente del grupo, que fue jefe de la planta de aluminio de San Cibrao

 

Nuevos movimientos tras el auto del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) que impide a Alcoa parar las cubas en San Cibrao, lo que abre la puerta al replanteamiento de unas posiciones hasta ahora muy alejadas. El comité de empresa de Alcoa en Cervo ofrece “paz social” si la empresa se sienta a negociar “de verdad” la venta de la factoría y levanta el despido colectivo para 524 trabajadores que pretende aplicar en la planta de aluminio. Así lo ha trasladado el presidente del comité, José Antonio Zan, este lunes en una rueda de prensa en la que ha precisado que si lo hacen a través de los medios de comunicación es porque no tienen "otros foros" donde poder presentar esta propuesta.

De este modo, ha criticado las “promesas incumplidas”, “mentiras” y “traiciones” a la plantilla tras más de un mes de espera por la mesa multilateral junto a la Xunta y el Gobierno central. A ambos les ha instado a dirigirse por carta el presidente de Alcoa, Roy Harvey, “para que se siente a negociar”. En caso de que este no acceda, les ha pedido que “directamente intervengan la empresa”.

Roy Harvey y San Cibrao

Roy Harvey, según ha recordado Zan, “fue jefe de la planta de aluminio” y “tiene bastante conocimiento de la fábrica”, por lo que “es la persona indicada para coger esta negociación”. Durante las negociaciones, Harvey ha estado en algunos de los encuentros telemáticos celebrados a varias bandas, con Xunta y Gobierno central.

Zan ha informado, además, de que el pasado viernes “se presentó la reclamación del despido colectivo”, esto es, la impugnación del expediente de regulación de empleo (ERE), que “hace efectiva la cautelar” del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) que impide a la compañía parar las cubas de electrolisis.

Negociar con la SEPI

“Esperamos no tener que llegar a la vergüenza de tener que sentarnos en un juzgado con la empresa”, ha advertido, después de clamar por el “desbloqueo de la situación actual”, de la cual hacen “responsables” tanto a Alcoa como a los dos gobiernos, “porque desde hace un mes no ha habido movimiento alguno”.

La oferta, ha precisado, es “estudiar las medidas sindicales adoptadas”, pero Alcoa “debe aceptar sentarse a negociar con los dos gobiernos en igualdad de condiciones, con la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales), que intentó comprarla, para buscar una salida”.

Un plan de inversión

“Y pedimos que la interlocución sea con Roy Harvey, no puede haber otra interlocución, ya que todo hasta ahora ha fracasado”, ha subrayado el presidente del comité. En esta línea, ha insistido en que el Ejecutivo central y la Xunta “deben obligar a Alcoa a sentarse y ser ellos quienes hagan la solicitud para sentarse”. “Ya está bien de falsas esperanzas, tanto cuento y tanta historia”, ha remarcado.

Al mismo tiempo, ha demandado a la Xunta “un plan para poder invertir en la planta, actualizarla y hacer que el próximo comprador esté interesado” en ella. Esto, según ha aclarado, “debe ser durante las negociaciones y el periodo de venta”.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad