Los trabajadores de Alcoa llevarán su protesta a los actos de la campaña electoral

stop

Reclaman una tarifa eléctrica específica que haga viable la actividad de la empresa en Galicia

17 de septiembre de 2012 (19:37 CET)

Los trabajadores de las plantas de Alcoa en A Coruña y San Cibrao (Lugo) han anunciado nuevas movilizaciones para reclamar que se establezca una tarifa eléctrica específica para grandes consumidores, como esta empresa, que dé viabilidad a su actividad en Galicia.

El presidente del comité de empresa de la planta de A Coruña, Nazario Fuentes, ha indicado que está prevista una concentración en la Plaza de Ourense el próximo 26 de septiembre, a la que seguirá una movilización conjunta con trabajadores de la planta de San Cibrao en Santiago, para la que no se ha establecido fecha por el momento.

Ha añadido que, si no se consigue una solución satisfactoria para el futuro de la empresa y los trabajadores, llevarán su protesta a los actos políticos de la campaña electoral.

Movilizaciones

Este lunes los operarios de la planta de A Mariña lucense han vuelto a cortar el tráfico en la N-639, en el entorno de las instalaciones de Alcoa y avisan de que continuarán con este tipo de actos para dar visibilidad al problema.

Uno de los integrantes del comité de empresa, Francisco Corpas, ha explicado que continúan "a la espera de noticias", tras la reunión del pasado jueves entre el ministro de Industria y responsables de Alcoa. Además, advierte de que con el plazo dado por la empresa para tomar una decisión --el 5 de octubre--, "de poco serviría que se aplique un nuevo marco energético a finales de octubre".

Reparto de culpas en Lugo

El presidente del PP de Lugo, José Manuel Barreiro, ha responsabilizado a los socialistas de la situación en la que se encuentra Alcoa por "no hacer nada durante siete años" para evitar el aumento del déficit tarifario.

Barreiro ha defendido este lunes que el ministro de Industria, José Manuel Soria, "es consciente del papel que representa Alcoa para Galicia y para Lugo". "Se está tratando de ver cual es la fórmula que se puede aplicar, pero conviene no olvidar algo trascendental como es el déficit tarifario. España tiene un déficit tarifario de 24.000 millones de euros", ha expuesto.

Por su parte, el alcalde de Lugo, Xosé López Orozco, ha advertido de la incidencia de "los nuevos impuestos eléctricos", que repercutirán en los contribuyentes "entre un cuatro y un siete por ciento" y a las empresas "un 15 por ciento".

"Si es así, apaga y vámonos y nunca mejor dicho en el caso de Alcoa", ha lamentado el regidor.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad