Barricadas en la A-8 en protesta por el cierre de la planta de aluminio de Alcoa en San Cibrao

Los trabajadores de Alcoa estallan y cortan la Autovía del Cantábrico

Varias docenas de empleados de Alcoa en San Cibrao han cortado la A-8 con barricadas al acusar a la multinacional de boicotear la venta a Liberty

La plantilla de Alcoa en San Cibrao vuelve a la calle para protestar contra las trabas que, a su juicio, la multinacional americana está poniendo a la venta de la planta lucense de aluminio.

Varias docenas de trabajadores de Alcoa en San Cibrao han cortado a las 10.30 de esta mañana la Autovía del Cantábrico (A-8) a su paso por el municipio lucense de Ribadeo. Los empleados han acudido a esta concentración ataviados con su ropa y cascos de trabajo para visibilizar esta protesta con la que reclaman una solución que permita mantener el cien por cien de la producción y de la plantilla en la fábrica de aluminio primario.

A vueltas con la venta a Liberty

Los trabajadores han ocupado la autovía y cortado el paso de vehículos con barricadas de ruedas a las que luego han prendido fuego, al grito de “A Mariña se salva luchando”.

El comité de empresa ha acusado a Alcoa de estar “actuando de mala fe” y de “boicotear” una posible venta a Liberty (perteneciente al grupo GFG Alliance), al entender que no está interesada en el traspaso de la planta.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad