Los trabajadores acusan a Navantia de enchufar a 25 ingenieros

stop

El comité de empresa exige formar parte del proceso, al tiempo que denuncia "oscuros intereses" por parte de la dirección para no querer hacer pública la primera oferta de empleo en años

José Manuel Revuelta, presidente de Navantia

en A Coruña, 04 de julio de 2016 (23:22 CET)

Las aguas siguen revueltas entre la dirección y los trabajadores de Navantia. El último capítulo tiene que ver con el proceso de contratación de 25 técnicos superiores –13 temporales y 12 fijos– que, según el presidente del comité de empresa de Ferrol, Javier Galán, van a ser contratados con sólo presentar el currículum, siendo la dirección "la que está señalando a quien presentar".

Esta falta de transparencia, que desde el comité no dudan en calificar de un acto de "corrupción", atenta contra el código ético de la compañía pública, como también lo hace el hecho de que los hijos de algunos directivos encargados de las contrataciones trabajen para Navantia a través de empresas auxiliares, tal y como denunciaron los sindicatos en reiteradas ocasiones.

Sin embargo, Galán señala que "haciendo las cosas bien, no vamos a poner objeción a que el hijo de cualquier empleado esté entre los contratados. Sólo queremos que no haya ningún género de duda en la limpieza de todo el proceso". "Lo que no vamos a permitir es que, porque un señor, sea quien sea, dirija esta empresa, pueda elegir quien tiene que entrar, porque está jugando con el futuro de la compañía", apunta el representante de los trabajadores.

Oscurantismo

Una de las cuestiones que más les molesta es que no se haya anunciado la oferta. "Nadie en Ferrol sabe que Navantia va a volver a contratar gente", afirma Galán. Por este motivo, y también para tener argumentos en el caso de que la dirección "se salga con la suya" y contrate a las personas que considere sin contar con el comité, los trabajadores hacen un llamamiento para que todos los ingenieros interesados en ingresar en la empresa pública les hagan llegar su currículum.

A la dirección, les recuerdan que para hacer las cosas bien sólo tienen que publicitar la necesidad de plazas y primar en el proceso "la igualdad, el mérito y la capacidad" . "Si no se hace así es porque hay intereses personales o algo oscuro detrás", concluye.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad