Juan Miguel Villar Mir, presidente de OHL, en una imagen de archivo

Los trabajadores acusan a Ferroatlántica de prácticas mafiosas

stop

Denuncian que la empresa trata de que las entidades de la comarca a las que en su día prestó algún tipo de apoyo respalden la segregación y posterior venta de las centrales hidroeléctricas

en A Coruña, 06 de noviembre de 2016 (01:00 CET)

"Al más puro estilo de la mafia siciliana". Así es como entienden los trabajadores de Ferroatlántica en Cee y Dumbría que está actuando la empresa después de que varias organizaciones se hayan puesto en contacto con ellos para denunciar "mentiras, chantajes y coacciones" por parte de la compañía.

Se trata de asociaciones y clubes de la comarca que recibieron en su día algún tipo de ayuda a las que ahora que ahora, con la supuesta colaboración de una empresa de Santiago, Ferroatlántica trata de convencer para que se posicionen a favor de la venta de las centrales "en un intento de cambiar la opinión pública".

Según indican los miembros del comité en un comunicado, estas entidades habrían contactado con ellos para manifestarles que se sentían "engañadas y defraudadas" por una empresa "a la que se le llenaba la boca hablando de respeto, ética y compromiso económico y social con la comarca".

Vuelta a a la acción

En este sentido, los miembros del comité aseguran que no cederán a la presión de la empresa y seguirán recogiendo apoyos para que la Xunta paralice y desautorice el intento de "venta especulativa" que pretende llevar a cabo la empresa, segregando previamente el negocio de generación eléctrica del de las ferroaleaciones.

Entre las acciones previstas, además de la recogida de firmas en una conocida plataforma digital –que cuenta ya con más de 1.800 apoyos de los 2.500 requeridos–, los empleados de las plantas de Cee y Dumbría han organizado para este domingo un reparto de dípticos informativos en el mercado de Cee.

Asimismo, para el próximo sábado, 12 de noviembre, han convocado una concentración en la plaza del Concello a las 17.00 horas, coincidiendo con la toma de posesión del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para criticar una vez más la obstinación de empresa y falta de respuesta por parte del Ejecutivo autonómico.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad