Los testaferros de las sociedades instrumentales de Pescanova 'desfilan' esta semana ante Ruz

stop

Banca acreedora, representantes de la empresa, Deloitte, y asesores externos y jurídicos se reunieron este lunes en Madrid

Juan Manuel Urgoiti al lado de la factoría de Pescanova en Chapela | EFE

21 de octubre de 2013 (23:18 CET)

El desfile de cargos de Pescanova ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, que investiga las supuestas irrregularidades contables que llevaron a la compañía a una situación de quiebra técnica, aún no ha acabado. Si la semana pasada declararon, entre otros, imputados tan relevantes como el ex presidente Manuel Fernández de Sousa, así como su hijo Pablo y su hermano Fernando, está previsto que este jueves les toque el turno a varios de los considerados por el forensic de KPMG como los supuestos testaferros de las sociedades instrumentales a través de las que la pesquera habría tejido su red de facturas falsas.

Se trata de Camilo Rodríguez, Javier Fernández Corujeira, Francisco Javier Retamar, Manuel López Rodríguez, Antonio Casas y José García Ayuso. Todos ellos están imputados y vinculados a la red de sociedades instrumentales. Una maraña empresarial que sólo en España habría llegado a la quincena de compañías y que fue la que permitió a Pescanova, mediante la emisión de facturas falsas, engordar su balance para poder endeudarse más. Y también para simular mayores beneficios.

Según el forensic, la multinacional les emitía facturas, que posteriormente eran presentadas al descuento en entidades financieras, "previa contrapartida de dejar en cuenta depósitos en efectivo”. No obstante, nunca existía un traspaso real de mercancía.

¿Más problemas para Sousa?

Efialtes SL, El Gran Sol de Altura SL, Pescados Josfras, Templeton Fish, Ventres Fish, Sieg Vigo, Pescaeje, Pescagalicia Noroeste, World Frost, Seafrizen, Caladeros del Norte, Intermega Pesca, Pontepesca y Mar de Arenco integraban esta red de instrumentales.

La declaración de los supuestos titulares de estas sociedades ante el juez Ruz podría complicar aún más las cosas a Fernández de Sousa, que según el forensic era conocedor de toda la operativa que se desarrollaba en estas firmas. De momento, sobre él pesan cinco imputaciones y una fianza millonaria, que no ha depositado todavía al haberla recurrido. Abogados de la acusación, como el representante de inversores minoritarios Joaquín Yvancos, ven "difícil" incluso que Sousa pueda eludir la prisión tras las declaraciones de los últimos días.

Reuniones "plenarias"

Pero, mientras el juicio de Pescanova continúa en la Audiencia Nacional, la actual cúpula del grupo pesquero continúa con sus negociaciones con la banca con el objetivo de llegar a un acuerdo sobre, entre otras cosas, la cuantía de la quita que podrían soportar los acreedores. Este lunes se celebró en Madrid una reunión, de carácter "plenario", en la que estuvieron presentes las siete grandes entidades acreedoras de Pescanova (NCG, Bankia, Sabadell, Popular, La Caixa, BBVA y Santander), además de representantes de la dirección de la pesquera y de Deloitte como administradora concursal. Tampoco faltaron los asesores externos y jurídicos que ya han sido contratados para las negociaciones dentro del proceso concursal: el banco de inversión Lazard por parte de Pescanova y KPMG por parte de la banca. El encuentro comenzó a las 12:00 de la mañana y se alargó durante horas hasta bien entrada la tarde. Está previsto que la cita se repita a lo largo de esta semana.

La discrección impera en estas reuniones, en las que los actores implicados han pactado el silencio. Negocian las bases sobre las que pivotará la futura propuesta del convenio de acreedores pero, de momento, el informe de viabilidad de la consultora Pricewaterhouse ni siquiera está finalizado. Se trabaja sobre un borrador inicial que analiza, entre otras cuestiones, la deuda que puede sostener la empresa y, en función de ella, la quita que debería aplicarse, así como un repaso de los activos y garantías de deuda y cuáles podrían ser objeto de posible venta para reducirla.

Se espera, no obstante, que el plan de negocio definitivo de PWC esté listo en breve. Finales de este mes, principios de noviembre es la fecha comprometida. Mientras tanto, las reuniones continuarán.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad