Los talleres de Inditex en España suman 4.000 empleos menos que en 2012

stop

El clúster que abastece al gigante textil empleaba a 6.226 trabajadores a cierre del último ejercicio, frente a los 10.394 del año anterior

Talleres de Inditex

29 de junio de 2014 (01:04 CET)

La red de abastecimiento de Inditex concentra el 87% de la producción en diez clúster, agrupaciones de fabricantes que aprovisionan al gigante textil fundado por Amancio Ortega. Entre ellos, el más importante es el de China, con 273 proveedores y 1.157 fábricas asociadas que emplean a 213.445 trabajadores. Por número de proveedores, España es el segundo clúster en cuanto a tamaño, con 230, pero la plantilla que utilizan los fabricantes para abastecer a Inditex está muy lejos de las cifras chinas. Alcanzaba a cierre de ejercicio, entre fábricas y proveedores, los 6.226 trabajadores.

En el curso precedente, la memoria de Inditex para ese ejercicio atribuía al clúster español una plantilla de 10.394 trabajadores, 4.168 más. La abultada diferencia puede deberse a que la compañía comenzó a utilizar en 2013 un nuevo sistema de gestión de pedidos online que, según el grupo, permite compartir información “fiable, completa y actualizada”. De hecho, la multinacional que preside Pablo Isla no ofrece datos comparativos en su último informe excusándose en la implementación del nuevo sistema.

En todo caso, o bien las cifras de empleo de 2012 estaban sobredimensionadas o bien las fábricas que abastecen a Inditex han aplicado recortes. O ambas cosas.

Refuerzo en Asia

La compañía ha manifestado repetidas veces su apuesta por la producción de cercanía, que permite aligerar los costes de distribución. Sumada esta idea al encarecimiento de producir en Asia, sobre el textil español creció la esperanza de que parte del textil deslocalizado regresara. Algo de eso sucedió, al menos, en Portugal. Inditex suma en el país luso 32 proveedores más que en 2012 y un incremento del empleo asociado superior al 60%, siempre según los datos de las dos últimas memorias del grupo.

Pero esto ha coincidido con la constitución de un nuevo clúster en el sudeste asiático con base en Vietnam, que cubre países como Camboya, Indonesia, Tailandia y Filipinas. Agrupa 189 fábricas de confección asociadas y emplea a 54.900 trabajadores. La red de abastecimiento la completan Bangladesh, con 107 proveedores, Turquía (150), India (139), Brasil (66), Marruecos (104) y Argentina (65).

Evitar otro Bangladesh

Los clúster, además de de asegurar el aprovisionamiento de la compañía, permiten a Inditex establecer espacios de diálogo y control. El grupo de Zara realiza auditorías, pone en marcha planes de mejora de las condiciones laborales y de producción, destierra a los proveedores que incumplen su código ético y establece objetivos para los que es capaz de financiar planes de formación.

Por ejemplo, para España se había establecido en 2013 la necesidad de “fomentar las prácticas que garanticen la sostenibilidad de la cadena de suministro”, para China, la mejora de las condiciones laborales, para Bangladesh, la prevención de incendios, y así en todos los clúster.

El código ético

Del análisis que hace Inditex sobre el cumplimiento de su código ético emergen varios puntos a mejorar, sobre todo, en sus proveedores asiáticos.

Los aspectos más deficientes están en la higiene, los salarios y las horas de trabajo. En 2013, menos del 50% de las fábricas y talleres de América, Asia y la Europa no comunitaria cumplía las normas de higiene. El mismo porcentaje en Asia sobrepasaba las horas de trabajo establecidas en el código de conducta de Inditex para los empleados, mientras que solo la mitad de los talleres asiáticos respetaba los salarios mínimos establecidos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad