Los socios de la hotelera Room Mate dejan solos a Kike Sarasola y Sandra Ortega

stop

El presidente de la cadena hotelera compra un 20% de la compañía a dos inversores y ya controla el 70% de la capital; el otro 30% está en manos de Rosp Corunna

El hotelero Kike Sarasola y Sandra Ortega

en A Coruña, 07 de julio de 2016 (13:04 CET)

Room Mate ya es cosa de dos. Kike Sarasola, presidente de la cadena hotelera, ha comprado un 20% de la compañía a dos inversores, Basphon Investment, sociedad controlada por Pedro Agustín del Castillo, y Berbaz Familiar, brazo inversor de la familia Sanzol.

La operación, formalizada con la firma de un acuerdo de compra, conllevará que Sarasola se haga con un 70% del capital. El 30% restante estará en manos de Sandra Ortega, la heredera de Rosalía Mera y la mujer más rica de España, que gestiona su participación a través de Rosp Corunna.

En declaraciones a Expansión, Sarasola explica que Basphon y Berbaz --el primero llevaba en el grupo desde 2009 y el segundo desde 2004-- eran fundamentalmente invesores "financieros", mientras que en el "día a día" de la empresa trabajan Rosp Corunna y el propio Sarasola. El hotelero efectuará la compra a través de sus sociedad Tafay 2000.

El objetivo de Room Mate es aplicar el plan de negocio 2015-2019 que profundiza en la expansión de la cadena hotelera. La previsión, ante el buen comportamiento del primer semeste del año, es que la compañía cierre este ejercicio con una facturación de 68,3 millones, un incremento del 22% respecto a 2015.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad