Imagen de archivo de un bus urbano de Santiago, controlado por Tralusa, del grupo Monbús

Los sindicatos denuncian un ERTE ilegal en el bus urbano de Santiago

El comité de empresa presenta una denuncia ante Inspección de Trabajo al ERTE para 28 trabajadores planteado por Tralusa, del grupo Monbús

El comité de empresa de Tralusa arremete contra el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) presentado por la concesionaria del transporte urbano de Santiago. Los sindicatos han denunciado ante Inspección de Trabajo el “uso fraudulento” de un ERTE que afecta a 28 trabajadores y que, según la CIG, se adoptó "unilateralmente sin contar con la representación de los trabajadores pese a haberse comprometido a no hacerlo".

El comité de empresa de Tralusa, UTE que tiene a Monbus como accionista mayoritario, "incurre en un fraude a la Seguridad Social", ya que según desde la CIG, Tralusa "estaría trasladando los costes empresariales a la Seguridad Social" porque 21 de esos 28 trabajadores están “en situación de riesgo ante el coronavirus”.

A vueltas con el ERTE

Tras la declaración del estado de alarma, los sindicatos solicitaron una reunión del Comité de Seguridad y Salud para que se reevaluaran los puestos de trabajo y se definiesen las medidas concretas para proteger al personal considerado como especialmente sensible al coronavirus.

Según la CIG, posteriormente se estableció que ese personal especialmente sensible al riesgo tendría que ser revisado por la mutua y derivado a la Seguridad Social, que les daría una baja por enfermedad común pero asimilable a efectos económicos con las contingencias profesionales. En ninguno de los casos, según el presidente del comité de empresa, Javier Taboada, se tomaron esas medidas.

"Y en vez de hacer eso, presentan un ERTE, y como mínimo 21 de los 28 trabajadores que están incluidos en el ERTE están en esta situación de riesgo", censura el comité de empresa. ”En el ERTE los trabajadores cobrarían un 70% de su base reguladora, que además está topada, y la empresa ahorra un 75% de las cotizaciones", aseguran, cuando en el caso de ser una baja por enfermedad común asimilable a las contingencias profesionales, cobrarían el 75% de la base reguladora más el 20% de aportación empresarial que prevé el convenio colectivo, y la empresa "sería responsable de la totalidad de las cotizaciones".

Mismos ingresos

Desde el comité de empresa también aseguran que la junta de gobierno del Ayuntamiento de Santiago aprobó que, por motivo del Covid-19, "no se habían reducido las asignaciones económicas en las contratas municipales".

Por ello, Taboada denuncia que "es escandaloso" ya que, de ser así, "constituiría un enriquecimiento ilícito por parte de Tralusa", que habría reducido la frecuencia de sus buses sin que ello suponga ninguna “pérdida de ingresos por parte de la empresa". Además, el comité de empresa se ha quejado de "mala fe negociadora" y ha asegurado que el responsable de la empresa "se había comprometido verbalmente" a que "no se iban a acoger la ningún tipo de ERTE".

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad