Los sindicatos de PSA saludan la llegada de la furgoneta pero condenan los recortes

stop

La factoría puso en marcha una serie de ajustes salariales para ser más competitiva en la carrera por la adjudicación del nuevo modelo

Vista de la planta de PSA Peugeot Citroën en Vigo

Vigo, 15 de diciembre de 2014 (17:48 CET)

Los sindicatos con representación en el comité de empresa de la planta viguesa de PSA Peugeot Citroën han celebrado este lunes la noticia de la adjudicación de la nueva furgoneta a la fábrica de Balaídos, y han coincido en señalar que es una "buena noticia" para garantizar la estabilidad de la factoría.

Sin embargo, también han criticado que el grupo automovilístico, al igual que hacen otras grandes multinacionales, favorezca la "competencia brutal" entre plantas de la misma empresa para, finalmente, imponer "recortes" a los trabajadores.

Plan industrial

El representante de CCOO, Pedro Comesaña, ha apuntado que la llegada del proyecto K9 es "la mejor noticia posible", porque "los nuevos modelos siempre aportan estabilidad y perspectivas de futuro".

No obstante, ha advertido de que la fábrica "ha perdido una oportunidad" de diseñar un plan industrial más ambicioso, para garantizarse la futura adjudicación de otros modelos, lo que posibilitaría mantener sin dudas el sistema de producción biflujo.

Abaratar costes

Por otra parte, Comesaña también ha recordado que el K9 es la evidencia de que las grandes multinacionales de la automoción han implantado una forma de trabajo que implica "una competencia brutal" entre factorías de un mismo grupo, lo que "se aprovecha para abaratar costes".

Finalmente, con respecto a la noticia de la adjudicación de la nueva furgoneta, el portavoz de CCOO, ha reprochado al grupo "las formas" empleadas para dar a conocer la noticia. "Es vergonzoso que el grupo se preste esto, a que sea un político el que lo anuncie, antes de informar a los trabajadores y sus representantes", criticó, en referencia a la presencia de Feijóo en París para recibir la comunicación de la cúpula de PSA.

Excusas

El portavoz de la CUT en el comité de empresa, Vítor Mariño, ha señalado que la adjudicación de la furgoneta "entra dentro de la estrategia" de PSA, de "favorecer la competencia entre las fábricas del propio grupo" para tener una "excusa" para aplicar medidas de ajuste encaminadas a incrementar los beneficios "a costa de los trabajadores".

Mariño ha manifestado su convencimiento de que "la furgoneta está adjudicada desde hace tiempo", pero la dirección "ha aprovechado" esa "supuesta competición" con la planta de Trnava para aplicar ajustes salariales.

Asimismo, ha indicado que, además del componente industrial, "también hay un componente político", y ha equiparado el anuncio de la adjudicación (realizado públicamente por al presidente Núñez Feijóo) con los anuncios de contratos de Pemex en el naval. "Ahora habrá que saber si la Xunta pone dinero y cuánto", ha preguntado.

Empleo

El sindicato SIT, con representación mayoritaria en el comité y el único en firmar el acuerdo de ajustes salariales en la planta, ha emitido un escueto comunicado en el que ha subrayado que la asignación del proyecto K9 traerá consigo "importantes inversiones para la mejora y adaptación futura de las instalaciones de la fábrica", no sólo para este proyecto, sino también para poder optar "a futuros proyectos vitales".

Según el SIT, "todo esto" garantiza un escenario en Balaídos, a partir del 2019, "de alta producción", lo que implica "empleo". "Lo que ha sido, es y seguirá siendo el principal objetivo del SIT-FSI", ha concluido el comunicado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad