Los sindicatos acusan a Adolfo Domínguez de aplicar un ERE encubierto

stop

EN OURENSE

Adolfo Domínguez al lado de una de sus tiendas | EFE

A Coruña, 02 de marzo de 2015 (18:18 CET)

La empresa Adolfo Domínguez SA ha despedido a 30 personas con una carta individual, entregada hace tres días, y sin comunicación previa a los trabajadores afectados ni a sus representantes del comité de empresa. Eso es lo que denuncia, por lo menos, el sindicato CIG.

El secretario comarcal de la CIG en Ourense, Etelvino Blanco, ha detallado la actuación de la empresa de confección el pasado viernes, que coincidió en el tiempo con la presencia de delegados sindicales en las naves que la firma tiene en el polígono de San Cibrao das Viñas, para constituir las mesas de las elecciones sindicales.

Sentencias judiciales a favor de la plantilla

Según ha dicho Blanco, los despidos individuales son "un ERE encubierto como se hizo en la misma empresa en 2014", y ha cifrado en al menos 120 las personas que se han quedado sin empleo en los últimos dos años, pues en 2013 hubo un ERE que acabó con 50 puestos de trabajo en las diferentes líneas del grupo empresarial y en 2014 otros 40 despidos individuales "con sentencias judiciales posteriores de improcedentes o nulos".

El sindicalista ha achacado a las reformas laborales del presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, facilitar los despidos individuales, que suponen el pago de 20 días por año trabajado y hasta un máximo de doce meses "para un empresario que defendió siempre el despido libre".

¿Despido colectivo?

"Estos despidos serán legales, pero tendrían que tratarse como un ERE, pues si el próximo mes el empresario decide despedir a otras diez personas, ya estará superando el mínimo previsto para esa fórmula, y está claro que los 30 despidos del viernes pasado son un despido colectivo", subrayó.

El sindicato irá al juzgado para denunciar la improcedencia y nulidad de estos despidos y ha anunciado que el empresario "tendrá que pagar el doble", como ocurrió por los de 2014.

Movilizaciones

El representante de CIG ha hecho un llamamiento a los demás sindicatos para celebrar una reunión y comenzar con un posible calendario de asambleas y movilizaciones para "reclamar la readmisión de esta treintena de personas" y para recordar al empresario "que nació en Ourense y debe seguir aquí".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad