Alberto Lavandeira, consejero delegado de Atalaya Mining, comprueba el resultado de un sondeo realizado en una finca particular dentro del recinto de Touro
stop

Un grupo reducido de ingenieros, empresarios y expertos han impulsado o respaldado los proyectos de Corcoesto, San Finx y Touro

Rubén Rodríguez

Economía Digital

Alberto Lavandeira, consejero delegado de Atalaya Mining, comprueba el resultado de un sondeo realizado en una finca particular dentro del recinto de Touro

en A Coruña, 26 de junio de 2018 (07:00 CET)

Los nombres se repiten en los proyectos mineros más relevantes en la historia reciente de Galicia, que han tenido como contrapeso un fuerte movimiento ecologista respaldado por distintas fuerzas políticas, especialmente En Marea y BNG, contra el impacto ambiental de estas explotaciones. Tanto la naufragada mina de oro de Corcoesto como las irrupciones de Atalaya Mining, en Touro, y de Sacyr, en Lousame, han generado polémica. Las dos primeras por tratarse de explotaciones de importantes dimensiones que encontraron la oposición de numerosos colectivos sociales. La tercera, para la que tampoco faltaron detractores, por nacer de un proyecto subvencionado, el de Incremento Grupo Inversor, que acabó con encierros de los mineros y con el primer grupo gallego de wolframio suspendiendo pagos hasta la liquidación.

Un grupo de empresarios e ingenieros ha estado presente de una u otra manera en los tres escenarios, intercambiando derechos, impulsando los proyectos o avalando las explotaciones ante una sociedad con tradición minera y necesidad de revitalizar el rural, pero en la que muchos, y así quedó patente en la multitudinaria manifestación de Santiago contra la mina de cobre de Touro, han operado un cambio en su sensibilidad respecto a la minería.

De Corcoesto a Touro pasando por el Congo

Entre los nombres que se repiten está el ingeniero gallego Alberto Lavandeira, la cabeza visible del proyecto de Atalaya Mining en los municipios de Touro y O Pino. Lavandeira, que llegó a la multinacional procedente de las minas del Congo, fue antes presidente de Río Narcea, la empresa que traspasó a la canadiense Edgewater los derechos mineros de Corcoesto.

Mientras el directivo de Atalaya estaba extrayendo cobre y cobalto en Katanga para Samref Overseas, empresa asociada al gigante Glencore, Río Narcea traspasaba a Sacyr la mina extremeña en la que había trabajado, Aguablanca, así como el resto de sus derechos mineros en España.

Los impulsores de San Finx acaban con Sacyr

Al grupo de Manuel Manrique siempre se le atribuyó interés por Corcoesto. Fueran atinados los rumores o fruto del despecho de Edgewater al quedarse sin proyecto, la división minera de Sacyr, Valoriza Minería, acabó quedándose con las minas de wolframio de San Finx en Lousame. Al frente de la empresa está el ingeniero de minas Marco Sosa, director general. Para los proyectos gallegos, que suman una segunda mina en la provincia de Ourense, ha contado con viejos conocidos del sector.

Se trata de los también ingenieros José Manuel Corbal Debén y Joaquín Eulalio Ruiz Mora, impulsores de la reapertura de San Finx con el naufragado Incremento Grupo Inversor. De hecho, una sociedad inversora vinculada a los Corbal Debén y socia en la explotación minera, Inversiones Camporredondo, acabó en liquidación tras la intentona de reabrir las minas de wolframio.

Estos dos ingenieros están ahora mano a mano con Sacyr. Comparten consejo con el director general de la división minera en Tungsten San Juan, sociedad vinculada a los desarrollos de Valoriza en la provincia de Ourense. Y mantienen la alianza en la sociedad European Tungsten Company, que tiene José Manuel Corbal Debén como administrador único. Sacyr controla el 50% del capital de la empresa, que tuvo como consejeros hasta marzo de este año a Ruiz Mora y a Marco Sosa.

Conexión entre los socios de Atalaya y los de Sacyr

No acaban aquí las vinculaciones, pues los actuales socios de Sacyr también lo fueron de Explotaciones Gallegas, la empresa que, junto a Atalaya Mining desarrolla el proyecto de Touro. Explotaciones Gallegas tiene como núcleo al grupo Francisco Gómez y Cia, dedicado a obras, fabricación de áridos, conservación de carreteras y promoción de suelo. Al frente están los hijos del fundador, Francisco Gómez Portela y su hermana Eva.

Una de las filiales del grupo, Explotaciones Gallegas de Cobre, fue constituida por Eva Gómez Portela y Joaquín Eulalio Ruiz Mora, el ingeniero ahora aliado de Sacyr y antes en Incremento Grupo Inversor.  Portela salió de la administración en 2012, dejando al frente a Ruiz Mora junto a otros tres socios, entre los que está José Manuel Corbal Debén. Siguen en la administración de la sociedad, que cambió su domicilio a Salamanca.

Los mismos expertos para distintos proyectos

Junto a los técnicos y empresarios, otra coincidencia en los proyectos mineros gallegos es la de los expertos. Así sucedió, al menos, tanto en Touro como en Corcoesto, cuando las multinacionales buscaron respaldo para garantizar la sostenibilidad ambiental de las explotaciones e infundir confianza en la opinión pública.

Aquí también, dos nombres se repiten. El de Felipe Macías, catedrático del Departamento de Edafología y Química Agrícola de la Universidade de Santiago de Compostela, a quien Atalaya Mining encargó el análisis de aguas para la mina de Touro. Macías ya realizó estudios sobre la seguridad ambiental de la mina de Corcoesto para concluir que era sostenible si se empleaban las técnicas adecuadas. El trabajo actual no debe ser ningún secreto para el académico, toda vez que dirigió los trabajos de restauración en la antigua explotación de cobre de Touro.

También es conocido Jordi Delgado, Doctor en Ciencias Geológicas por la Universidad de Barcelona y Catedrático de Ingeniería de la Universidade da Coruña, otro de los expertos que se posicionó a favor del desarrollo minero de Corcoesto. Hizo para Edgewater, junto a otros expertos, el informe de afección de aguas. Atalaya le encargó un estudio sobre los aforos y las condiciones hidroquímica y biológica de las aguas del entorno de la mina, así como una propuesta de alternativas de abastecimiento para aquellas traídas actualmente en uso.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad