Los representantes sindicales definen a Mera como una mujer que “superaba” la imagen de una empresaria

stop

“Ojalá la CEOE estuviese dirigida por una persona como ella”, sostiene José Carrillo, de UGT

16 de agosto de 2013 (20:44 CET)

El fallecimiento de Rosalía Mera ha generado muchas reacciones, tanto en el ámbito político y empresarial como en el de los propios sindicatos. Diversos representantes de los trabajadores se acercaron este viernes al tanatorio de Servisa donde se encontraba el cuerpo de la presidenta de la Fundación Paideia. De ella, el secretario xeral de CCOO en Galicia, Xosé Manuel Sánchez Aguión, ha destacado que era una persona que “superaba la imagen de una empresaria”.

A estas palabras se ha sumado el secretario comarcal de UGT en A Coruña, José Carrillo, que ha señalado que personas como ella "son las que este país necesita". "Ojalá todos los empresarios fuesen como ella y ojalá la CEOE estuviese dirigida por una persona como ella", ha añadido.

“Fiel a sus orígenes”

También el secretario comarcal de CCOO en A Coruña, Demetrio Vázquez, ha destacado de ella su faceta en defensa de los derechos de la mujer y en el ámbito de la solidaridad. "Mujer, trabajadora y solidaria", ha sintetizado.

A su llegada al tanatorio, el máximo responsable del sindicato en Galicia ha lamentado esta "pérdida" y ha destacado de Rosalía Mera que, pese a ser la mujer más rica de España, mantuviese su "raíz humilde y fiel a sus orígenes", ha dicho. De ella, ha resaltado también su "compromiso social".

Trabajo social

A esta labor, se ha referido también José Carrillo, quien no solo ha remarcado su faceta de empresaria, como cofundadora del grupo Inditex, sino también su trabajo en el ámbito de la discapacidad, a través de los programas que impulsó en la Fundación Paideia de la que era presidente.

Esta representación sindical se suma a los familiares, amigos y trabajadores de la Fundación Paideia y el Centro Mans que han acudido al tanatorio, junto a representantes del ámbito de la cultura o la política, así como su ex marido y dueño de Inditex, Amancio Ortega, que abandonó a última hora de la mañana el tanatorio, donde permaneció aproximadamente tres horas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad