Los recortes de Pemex atrapan a Florentino Pérez

stop

Mientras que la Xunta descarta que los proyectos de la petrolera con Barreras se vayan a revisar, los que sí están bajo lupa son los contratos de la multinacional con ACS, Dragados, Cobra y Técnicas Reunidas

Trabajadores de Pemex Distribución

A Coruña, 26 de febrero de 2015 (00:08 CET)

Los recortes presupuestarios a los que se enfrenta Pemex obligarán a la petrolera a renegociar y revisar los contratos en marcha. En Galicia, tanto la Xunta como la propia Barreras, astillero del que el gigante azteca posee en 51%, aseguran que los encargos al naval autonómico no se verán afectados. Sin embargo, la realidad es que la crisis de la multinacional de Emilio Lozoya ha atrapado, de sopetón, a grandes empresas y magnates financieros. Incluso al mismísimo Florentino Pérez.

La crisis del crudo ha impactado de lleno en Pemex. Por orden del propio Gobierno mexicano de Peña Nieto, la petrolera debe afrontar un recorte de más de 3.500 millones de euros en su presupuesto, un 11,5% de lo que tenía consignado. Los despidos han comenzado en la compañía, según los medios aztecas y, además, debe negociar con todos sus contratistas los proyectos en marcha con el objetivo de conseguir precios más ajustados o incluso dejar por el camino alguna inversión.

Renegociar contratos

Cuando el Gobierno mexicano ordenó a Pemex apretarse el cinturón, la paraestatal pidió a la administración que convocase a los contratistas para renegociar los proyectos en marcha. La prensa mexicana explica que tan sólo una decena de empresas tienen asignados proyectos por más de 7.460 millones de dólares (más de 6.560 millones de euros) por Pemex Refinanciación.

Una de las empresas que se verá más afectada por el recorte será la todopoderosa Samsung, que a través de su división Engineering ofrece servicios de ingeniería y construcción de refinerías, plantas petroquímicas y de gas e instalaciones de generación eléctrica y tratamiento de aguas. Pero no será la única. Además de la brasileña Odebrecht y la mexicana Tapia Constructores hay varias empresas españolas atrapadas.

Se trata de Técnicas Reunidas, y el consorcio formado por ACS, Dragados y Cobra. Todas trabajan para proyectos relacionados con las refinerías, que es donde Pemex ha decidido aplicar ajustes primero. La prensa azteca asegura que las negociaciones comenzarán en breve.

De Técnicas Reunidas a ACS

El septiembre pasado, Técnicas Reunidas se adjudicó la ejecución de un proyecto en la refinería General Lázaro Cárdenas de Minatitlán por un importe superior a los 550 millones de dólares (426 millones de euros). El contrato incluye la ingeniería, aprovisionamiento, construcción y puesta en marcha de tres nuevas unidades de refino, entre otras cuestiones, y se desarrollará en dos fases.

Ese mismo mes, la petrolera también decidió premiar al magnate Florentino Pérez. ACS también se adjudicó un proyecto de Pemex para una de sus refinerias por 560 millones de dólares (432 millones de euros). En este caso, en la refinería Miguel Hidalgo (Tula).

Los trabajos encargados a ACS constuyen unos de los cinco grandes proyectos de plan Combustibles Limpios de Pemex, que contempla los trabajos de ingeniería, construcción y puesta en marcha de cuatro nuevas plantas regeneradoras y de tratamiento de aguas, y la modernización de cinco grandes plantas hidrodesulfuradoras de diésel.

ACS logró el contrato a través de un consorcio compuesto por tres empresas filiales: Cobra, Dragados y Dragados Offshore.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad