Los productores lácteos acusan a Leche Celta de "chantaje"

stop

Fruga también incluye a Logística Alimentaria, que ocupa la planta de la liquidada Alimentos Lácteos, entre las empresas que dejan de comprar a los ganaderos si no aceptan los bajos precios

Protestas de los ganaderos en Bruselas

en A Coruña, 30 de abril de 2015 (21:35 CET)

Vuelven a aparecer las espadas en el sector lácteo gallego. El bajo precio que perciben los productores por la leche en origen y la pocas veces bien avenida relación con la industria continúan generando cruces de acusaciones, que no cesaron ni antes ni después de la cuotas.

La Federación Rural Galega (Fruga) ha denunciado que ganaderos gallegos están recibiendo ofertas por debajo de los 20 céntimos el litro, algo inadmisible para la rentabilidad de las explotaciones. Pero el mayor problema es la escasa capacidad de respuesta que tienen los productores.

Golpe a siete cooperativas gallegas

Según explicó Elías Somoza, coordinador de Fruga, hay "siete cooperativas gallegas de Lugo y A Coruña que sufrieron amenazas" a las que se acaba de informar que no le recogerán la leche a partir del uno de mayo.

Somoza puso nombre a los autores de lo que considera un "chantaje". Se trata de Lácteos de Galicia (Lagasa), marca de Leche Celta; y Logística Alimentaria, la empresa que opera en la antigua planta de Alimentos Lácteos y que procesa la leche que Pascual recoge en Galicia.

"Las industrias están haciendo su agosto. Primero lanzan la amenaza de que no recogen la leche y, ante ese chantaje, lo que consiguen es llevar la leche a precios mucho más baratos", concluyó Somoza.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad