Los presidentes de las cotizadas gallegas se bajan el sueldo

stop

Pablo Isla y José María Fernández de Sousa ingresan un millón menos que en 2015; Jacinto Rey cobra lo mismo desde hace al menos seis años

José María Fernández de Sousa, Pablo Isla, Adolfo Domínguez y Jacinto Rey

en A Coruña, 18 de marzo de 2017 (05:41 CET)

El crecimiento imparable de Inditex, la recuperación de San José y el optimismo que invade Pharma Mar por su desarrollo comercial en Estados Unidos no han variado los ingresos salariales de sus presidentes, que en 2016 han rebajado su remuneración de manera notable.

Pablo Isla, el primer ejecutivo de la multinacional de Amancio Ortega, recibió en el pasado ejercicio 10,3 millones, casi siete millones por su retribución fija y variable, que se sumaron a otros 3,3 millones en acciones.

Fue en 2015 cuando el presidente de Inditex dio un salto cualitativo en su escala salarial, al percibir aquel curso más de 12,1 millones, frente a los 7,9 millones de 2015 o los 6,3 millones de 2014.

El gasto de la compañía en consejeros y altos cargos también se redujo. Pagó a su consejo 12,3 millones, cuando en el ejercicio anterior fueron 13,9 millones. A la alta dirección destinó 31,2 millones, cinco menos que un año antes.

El presidente de Pharma Mar cobraba más durante la crisis

Un proceso similar ha seguido José María Fernández de Sousa, el presidente de Pharma Mar (antigua Zeltia), que cobraba más durante la crisis económica que ahora, después de la recesión. El empresario llegó a ingresar 3,1 millones en 2014. Dos años después, su remuneración se sitúa en 1,6 millones.

El gasto en consejeros y altos cargos de la farmacéutica se ha mantenido estable. Desembolsa en torno a 1,5 millones para los directivos, mientras que los pagos a los consejeros están por encima de los tres millones.

Jacinto Rey cobra lo mismo desde 2011

Ajeno a estas variaciones, Jacinto Rey, el presidente de Grupo San José, ni se inmuta. Desde al menos el ejercicio 2011, ingresa al año 1,5 millones, sin que la resurrección de la compañía tras entregar su inmobiliaria a la banca y centrarse en el negocio de la construcción haya alterado su remuneración.

San José destinó a pagar a sus consejeros 2,4 millones, 300.000 euros menos que el curso anterior. A la alta dirección de la compañía abonó 1,7 millones.

Adolfo Domínguez cobrará más

Adolfo Domínguez, por su parte, ha mantenido unos ingresos bajos desde hace años. En la etapa de los directivos estrella fue Estanislao Carpio quien percibió las remuneraciones más altas, mientras el presidente de la textil se mantenía en cifras próximas a los 211.000 euros.

Todo hace pensar que esta cuantía aumentará tras la salida de Carpio y de buena parte de los altos cargos que llegaron a la textil durante su etapa como primer ejecutivo. La textil no presentó su informe de remuneraciones ni presentó los resultados del año pasado. 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad