Los preferentistas vuelven a tomar las calles

stop

Miles de afectados recorren Vigo para exigir una solución al nuevo dueño de NCG

Miles de preferentistas se manifiestan en Vigo | EFE

01 de febrero de 2014 (19:11 CET)

La escena volvió a repetirse. Ni los procesos judiciales abiertos ni el avance del arbitraje, ni siquiera el aterrizaje del venezolano Banesco en Novagalicia, han frenado las movilizaciones de los preferentistas, que este sábado volvieron a enviar un mensaje de fuerza a Juan Carlos Escotet. Miles de afectados, 10.000 según los organizadores y 3.000 según la Policía Local, marcharon por Vigo para reclamar la devolución de sus ahorros.

La promesa del presidente de Banesco, Juan Carlos Escotet, que aseguró que resolvería el problema de las preferentes en 90 días, todavía no ha tomado forma. Cuando menos, fuera de los despachos donde se trabaja, junto con el FROB, en la absorción del banco gallego. Por ello, los afectados por los productos complejos continúan alzando la voz, convencidos de que es imprescindible mantener la presión para que el dinero regrese cuanto antes a sus bolsillos.

"Necesitamos una solución, no tentemos nada personal contra nadie, contra ningún partido político, ni contra ningún banco, lo que reclamamos es algo que es justo: nuestros ahorros", reclamó durante la manifestación José Manuel Estévez, representante de la plataforma de afectados por las preferentes y subordinadas de Vigo-Val Miñor.

Contra Escotet

Banesco desembolsó 1.003 millones de euros para hacerse con algo más del 88% de Novagalicia. algo más del 9% restante del capital de NCG está repartido entre preferentistas que optaron por no acudir a la quita propuesta por el FROB en diciembre del año pasado, y se convirtieron así en accionistas del banco. De ellos, un 7% son inversores mayoristas (fondos de inversión, gestoras) y otro 2% se reparte entre minoristas, preferentistas al uso y ahorradores en general. El porcentaje es pequeño, pero los afectados miles.

Estévez ha criticado este sábado la falta de respuesta de Juan Carlos Escotet, una forma de exigirle que cumpla su promesa y articule una solución. "Entendemos que este señor buscó un golpe de efecto, creó una esperanza, nos hizo pasar unas Navidades un poquito más cómodas, pero a día de hoy no tenemos una respuesta y la gente se está desesperando otra vez", ha aseguró.

Numerosos apoyos

Y lo hizo con fuerza, consciente de los numerosos apoyos que logró la movilización. La Coordinadora Nacional Galega de Emigrantes Retornados, la plataforma de afectador por las Cláusulas Suelo, Stop Desahucios y la plataforma de Afectados por las Hipotecas acudieron a la cita junto a representantes sindicales y de los partidos políticos, a excepción del PP.

La marcha, que ha dado comienzo poco después de las 11,00 horas en la calle Urzáiz, ha estado acompañada en todo momento por el reclamo de tambores, silbatos, bocinas, cacerolas, bidones y cencerros, además del canto de todos los asistentes, que han pedido que les devuelvan "el dinero robado" y les "dejen vivir tranquilos".

Los manifestantes pasearon unas 40 pancartas con lemas como 'toda una vida ahorrando para que ellos nos roben', 'no a la quita', 'Europa, ayúdanos, los bancos españoles nos están robando', 'el PP roba al pueblo y rescata a la banca' y 'no vamos a parar hasta el dinero recuperar'. Una muestra de que la llama sigue encendida y es a Juan Carlos Escotet a quien le toca ahora apagarla.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad