Los poderes de la empresa familiar gallega: más empleos y mayor riqueza que la media española

stop

Galicia lidera el ranking nacional por aportación de las empresas de propiedad familiar al VAB bruto, según un análisis de la asociación que preside Pérez Nieto

Reunión de la directiva de la Asociación Galega de Empresa Familiar con la Consellería de Educación en 2014

en A Coruña, 16 de marzo de 2016 (01:29 CET)

Galicia es una gran empresa familiar. Al menos, si se atiende a la propiedad de su tejido productivo y a la importancia y el peso que tienen estas compañías en la economía real. Mayor empleo medio por empresa, mayor aportación al Valor Añadido Bruto (VAB) que la media nacional y un peso hasta cuatro puntos superior sobre la media española en cuanto a su número sobre el total de empresas son algunos rasgos que definen el poder de la empresa familiar en Galicia. Un informe elaborado por la Asociación Gallega de la Empresa Familiar, en colaboración con las cátedras dedicadas a su estudio en las universidades gallegas, establece una radiografía que marca un perfil empresarial propio, con mayor presencia de la mujer y más estabilidad en el empleo.

Si una variable sirve para establecer un rango de riqueza generada por una economía o un sector, la del VAB es quizá la más determinante. Y la empresa familiar gallega sobresale en este aspecto. De acuerdo con el análisis, Galicia lidera el ranking español por aportación al VAB de sus empresas familiares.

Riqueza generada

La media española se sitúa en el 57,1%, mientras que en la comunidad gallega ese indicador, que se obtiene por diferencia entre el valor de la producción y los consumos intermedios utilizados (materias primas, servicios y suministros exteriores, entre otros, alcanza la cota del 85%.  Es decir, en Galicia las empresas familiares aportan, en términos de riqueza, prácticamente 28 puntos más que la media española.

Con la excepción de Madrid, y la distorsión que genera como centro tractor de la economía española, el VAB medio por empresa en Galicia es, de lejos, muy superior al de otras latitudes, como Cataluña, País Vasco, Comunidad Valenciana o Baleares. Así, la empresa familiar gallega aporta un VAB de 2,2 millones de euros, frente a una media española de 1,6 millones.



Determinantes en el empleo

El estudio, realizado sobre un total de 144.000 empresas, y que no incluye autónomos, indica que 69 de las cien mayores empresas de Galicia son de capital familiar, por unas 24 no familiares o extrajeras y otras 7 de propiedad familiar no gallega. El empleo es otro asunto capital para la empresa familiar.

El estudio, dirigido por el catedrático de Economía Aplicada Santiago Lago, y presentado por el presidente de la Asociación Gallega de la Empresa Familiar, Emilio Pérez Nieto, alude al determinante peso en la generación de empleo estable por parte de este tipo de compañías. Así, el empleo generado por las empresas de propiedad familiar sobre el total del empleo de las empresas que operan en Galicia se sitúa en el 86,3%, prácticamente veinte puntos por encima de la media española. Dentro de ese perfil, el empleo medio generado por este tipo de firmas en Galicia se sitúa en 37 trabajadores, por encima de los 36 empleos de la media de la empresa familiar en España.

Atractividad y emprendimiento

Todos estos datos tienen una explicación. Y es que el 92,4% de las empresas gallegas son de propiedad familiar, frente a una media española situada en el 88,2%. "Solo un tercio de las empresas gallegas vivas tiene más de quince años", de acuerdo con la exposición de Pérez Nieto, que estuvo acompañado de Roberto Díaz Rincón, presidente de Invertaresa. 

A juicio de Santiago Lago, es precisamente la falta de atractividad de Galicia para las grandes multinacionales lo que ha sido determinante para que el emprendimiento autóctono gane peso en la economía.  "Las empresas gallegas han tenido que hacer más esfuerzo que las demás, y lo han hecho en familia", explicó.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad