El presidente de ACS, Florentino Pérez. EFE

Los poderes de Florentino Pérez en Galicia

stop

El presidente del grupo ACS ha visto disminuir considerablemente su negocio en Galicia tras la venta de Urbaser a un grupo chino y la caída en concesiones

A Coruña, 23 de septiembre de 2018 (04:55 CET)

Florentino Pérez está de retirada en Galicia. La influencia del empresario y presidente del Real Madrid ha ido menguando en los últimos años. Primero fue la venta de su negocio eólico; después, la compra por parte de un grupo chino de su filial Urbaser y, por si eso fuera poco, los contratos con las administraciones siguen yendo a menos

Los 64 millones de euros en licitaciones de obra pública en Galicia del año 2013 son en la actualidad un espejismo. En 2017, Dragados fue la única filial del grupo que preside Florentino que consiguió contratos de las administraciones gallegas. El importe es casi la décima parte del que manejaba cuatro años antes. Fueron 6,75 millones de euros, que representaron el 1,79% del total licitado. De esa cuantía, la mitad, unos 3,3 millones de euros corresponden a la Xunta, mientras que el resto son por licitaciones de las universidades gallegas. Ni el Estado, ni las diputaciones, ni los ayuntamientos han apostado por la constructora de Florentino.

Florentino, el rey defensetrado

Atrás quedan también los tiempos en los que el presidente de ACS era el rey de la obra pública en Galicia, un trono que perdió en 2014 en detrimento de Copasa y San José. Ahora se conforma con un sexto puesto, por detrás de empresas como Arias Infraestructuras, Taboada y Ramos, Covsa, Ogmios o López Cao. La finalización de las obras del AVE a Galicia o de la autopista do Morrazo, donde Dragados ejecuta el tramo entre Domaio y Meira, pueden secar aún más la cartera de contratos de ACS en Galicia.

No obstante, la constructora está de finalista para varios proyectos, como la construcción de un inmueble para el departamento de investigación de la universidad en el barrio do Berbés, en Vigo, aunque también se ha quedado fuera de otras obras importantes, como la ampliación del puerto exterior de A Coruña, que tantas alegrías le dio, y que finalmente ejecutará la UTE formada por Sacyr y Puentes. Aunque en Langosteira no le falta el trabajo. En la dársena coruñesa, Dragados fabrica los 22 cajones que empleará en la construcción del puerto exterior de la ciudad escocesa de Aberdeen.

Menos empresas... y problemas

Con la venta de Urbaser al grupo chino CNTY, el empresario se ha quitado unos cuantos problemas de encima vinculados con el servicio de recogida de basuras de Lugo; la planta de residuos de Nostián (A Coruña) y, especialmente, la depuradora de Ferrol que gestionaba a través de Emafersa, una sociedad mixta con el Concello que dirige Jorge Suárez.

Al margen de Dragados y Urbaser, de la que colgaban a su vez filiales como Orto Parques y Jardines y varias UTE, Florentino Pérez cuenta en Galicia con Vieyra Energía Galega, en la que controla el 51% del accionariado, Samain Servizos á Comunidade y Equipos de Señalización y Control, ambas con sede en Vigo, y Masa Galicia, domiciliada en A Coruña. Apenas un puñado de empresas frente a la treintena de sociedades con que llegó a contar en la comunidad

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad