Los planes de Pemex para Punta Langosteira se esfuman

stop

La Xunta admite que, de todos sus proyectos en Galicia, la implantación de la petrolera en el puerto exterior de A Coruña es el que está más en el aire

Feijóo, Ana Pastor y Carlos Negreira en las obras de Punta Langosteira

en A Coruña, 07 de marzo de 2016 (01:01 CET)

La crisis de Pemex no solo es sistémica para la economía azteca. También Galicia sufrirá por el descalabro del grupo petrolero, dentro de un sector en pleno proceso de liberalización interna en México y, a la vez, fuertemente amenazado por la caída del precio del petróleo a escala internacional.

Mucho se ha especulado, y poco confirmado hasta ahora, sobre los planes del grupo mexicano en suelo gallego, con el encargo de dos floteles en marcha y la incógnita por despejar de un tercero prometido.

Sin embargo, de todos los proyectos anunciados por Pemex, la implantación de una terminal en Punta Langosteira es el que menos visos tiene en estos momentos de llegar a ser una realidad. Fuentes de la Administración gallega admiten que es la instalación de una terminal en el nuevo puerto coruñés es el compromiso más verde, por decilo de forma amable, de la petrolera mexicana con Galicia. Las mismas fuentes admiten que, en estos momentos, el proyecto está en el aire.  

Un proyecto "missing"

De hecho, el propio conselleiro de Economía, Francisco Conde, participó el pasado viernes en la Jornada "Día Mundial da Eficiencia Energética", en la sede de la Autoridad Portuaria de A Coruña, y ni una sola mención hizo a los planes de Pemex para Punta Langosteira cuando abordó las inversiones del grupo mexicano en Galicia. Conde se limitó a expresar su deseo de que la situación del grupo no afecte a sus proyectos navales, sin mención a la terminal del nuevo puerto exterior de A Coruña. 

Conde señaló en esa jornada que se trabaja en la construcción "de esos dos floteles tanto en Barreras como en Navantia", con fecha de entrega en junio de este año, y también en la flota menor, con la colaboración de astilleros Freire y Armón. Existe una "hoja de ruta donde Pemex juega un papel muy importante en el desarrollo del sector naval en Galicia", se limitó a apuntar el conselleiro. 

Cambio en los flujos del petróleo

La alteración de los flujos internacionales de petróleo, determinados en cierta medida por nuevos operadores en el negocio de "shale oil" (petróleo no convencional producido a partir de esquistos bituminosos mediante pirólisis e hidrogenación) y el cierre de la base europea de Pemex en Rotterdam se encuentran entre los factores que habrían condicionado su apuesta por la nueva terminal de A Coruña, según las mimas fuentes. 

En 2012, la Autoridad Portuaria de A Coruña aprobó la adjudicación de la concesión que había solicitado Pemex para implantar una terminal de graneles líquidos en Punta Langosteira. 

Una inversión millonaria

La petrolera mexicana solicitó 30.000 metros cuadrados en el nuevo puerto con el objetivo inicial de realizar operaciones de mezcla de gasolinas para exportarlas a México, negocio conocido como "blending".

Pemex había anunciado una inversión de 70 millones de dólares en la construcción de la terminal, que sería ejecutada en dos fases y tendría un movimiento anual de 2 a 2,5 millones de toneladas de mercancía. Inicialmente, el puerto de A Coruña contaba con que el proyecto sería una realidad en dos años. Desde el anuncio, en 2012, Pemex se ha limitado a presentar, cada año, el aval para renovar la concesión. Nada más.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad