Los 'papeles de Panamá' golpean a Pemex y al director general que compró Barreras

stop

Emilio Lozoya emite un comunicado para desmentir su relación con Mossack Fonseca después de que su pasaporte apareciera entre los archivos

Emilio Lozoya, ex director general de Pemex

en A Coruña, 16 de abril de 2016 (04:31 CET)

Grandes contratistas y hasta el número uno de Pemex cuando la petrolera mexicana desembarcó en Barreras se han visto salpicados por la filtración de documentos del despacho panameño Mossack Fonseca, que ayudaba a las grandes fortunas a crear sociedades off shore para ocultar su patrimonio y evadir impuestos.

El pasaporte de Emilio Lozoya, recientemente desituido en plena crisis de la compañía de su cargo como director general, figuraba entre los documentos del bufete. El motivo era, supuestamente, el interés del directivo por crear, en el año 2011, una sociedad en Dubai a través de la firma panameña.

"No se concretó"

Aristegui Noticias y la revista Proceso, que forman parte del Consorcio Internacional de Periodistas, desvelaron la foto del pasaporte, provocando la reacción inmediata de Lozoya, quien también fue miembro del consejo de administración de OHL en México.

El ex director general de Pemex negó haber creado o intentado crear "empresa alguna en Panamá". "Es posible que en alguna transacción antes de ser funcionario público, cierta contraparte empresarial con la que haya tratado a nivel internacional, intentó crear esta estructura, lo cual, de ser el caso, no se concretó", expresó Lozoya en un comunicado.

"Nunca he tenido trato, de ninguna índole, con el despacho Mossack Fonseca", zanjaba.

Grandes contratistas

Emilio Lozoya fue el último en caer a causa del agujero financiero de Pemex de la cúpula que dio el visto bueno a las operaciones en Galicia, tanto a la construcción de los floteles como a la compra de Barreras. Pero no es el único empresario situado en la órbita de la petrolera que se ha visto salpicado por la filtración.

Algunos de los más importantes proveedores de Pemex tienen una estructura consolidada en territorios off shore. Es el caso de Juan Armando Hinojosa Cantú, dueño de Grupo Higa, que obtuvo millonarios contratos año tras año de la administración de Enrique Peña Nieto. Algunos de los encargos más lucrativos fueron adjudicados de manera directa por la petrolera.

Hinojosa Cantú, según la investigación periodística, ocultó hasta 100 millones de dólares en paraísos fiscales, donde había creado cinco empresas a nombre de su madre ubicadas en las Islas Nieves y las Islas Vírgenes Británicas. Mossack Fonseca le habría ayudado a crear empresas pantalla en Panamá, Holanda y Reino Unido para transferir dinero que tendría como última estación una cuenta bancaria en Estados Unidos.

Andorra como referente

Ramiro Garza Cantú, uno de los mayores patrimonios de México y contratista de Pemex durante más de 30 años, es otro de los vinculados al despacho panameño, con el que habría creado un entramado empresarial con sociedades en Holanda, Nueva Zelanda y las Seychelles, si bien, el grueso de sus operaciones off shore las habría concentrado en Andorra.

De escándalo en escándalo

Todavía restaría un tercer contratista histórico de Pemex golpeado por Panamá. Los socios de Oceanografía, una empresa de ingeniería marina creada para proveer de servicios a la petrolera en sus plataformas oceánicas.

Amado Yáñez Osuna, Martín Díaz Álvarez y los hermanos Oscar y Francisco Javier Rodríguez Borgio, la cúpula de la empresa, compraron a Mossak Fonseca tres empresas off shore en las Islas Vírgenes Británicas.

Oceanografía estuvo implicada recientemente en un escándalo de corrupción por utilizar documentos falsos para obtener créditos bancarios por hasta 400 millones de dólares. De hecho, Amado Yáñez, está en prisión.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad