Los 'otros' afectados por las preferentes en Galicia piden ayuda

stop

No están contabilizados de forma oficial, pero se estima que hay miles de usuarios con sus ahorros cautivos en otras entidades que no son NGB e incluso en empresa como Audasa, Sos Cuetara o Aucalsa

Sede de NGB en A Coruña durante la manifestación

04 de junio de 2012 (23:00 CET)

Los afectados gallegos por la emisión de participaciones preferentes en otras entidades o empresas que no son Novagalicia Banco reclaman un mayor apoyo por parte de las instituciones. Denuncian que en la comunidad gallega la mayoría de las iniciativas que se están llevando a cabo tanto por parte de la Xunta, como por los partidos políticos y la justicia se centran en los afectados por la entidad que preside José María Castellano, obviando muchas veces la situación de miles de personas que también tienen sus ahorros cautivos en otros bancos o empresas.

Uno de los principales problemas que explican tanto políticos como asociaciones es que no se sabe con exactitud la cifra de afectados, al no ser estas facilitadas por los bancos. Sin embargo, cada uno puede hacer sus propios números. Por el momento, Novagalicia Banco ha renocido de forma pública que posee unos 43.000 clientes afectados por la emisión de preferentes o subordinadas. Sin embargo, el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce declaró que en la comunidad gallega existían uno 100.000 afectados. Según estas cuentas, podríamos decir que en la comunidad hay más de 50.000 afectados que no tienen preferentes en NGB.

Cifras dudosas

A pesar de todo, la cifra no tiene ninguna base real ya que, a día de hoy, existen muchas dudas sobre que NGB tan sólo tenga a 43.000 afectados. Las estimaciones que hace, por ejemplo, el diputado socialista Francisco Rivera son de unas 70.000 personas. “Las asociaciones de afectados de O Morrazo aseguran que tan solo en Pontevedra, con las preferentes que emitió Caixanova, ya se hace la cifra de 40.000 personas”, cuenta.

Según Adicae, la Asociación de Usuarios de Bancos y Cajas, en Galicia “los afectados no se restringen ni mucho menos solo a Novagalicia Banco”. La entidad asegura que tiene muchos asociaciados afectados por emisiones de preferentes del Santander, del BBVA, del Popular o de la antigua Caja Madrid (Bankia). Además, explica como en muchas ocasiones las entidades bancarias derivaban los ahorros de estos clientes a emisiones preferentes de determinadas empresas.

Unión Fenosa o Audasa

“Telefónica, Unión Fenosa, Fagor, Eroski, Audasa, Aucalsa o Sos Cuetara son algunas de las más habituales”, explican desde Adicae. “Muchos de nuestros afectados denuncian además que ni siquieran sabían que su dinero iba a ir a parar allí”, explica.

Es el caso por ejemplo de Celia, a la que, según la versión de su familia, con 83 años le ofrecieron en Caixanova gestionarle una cuenta de valores. Un tiempo después, sus hijos se enteraron de que por medio de esa cuenta – “por la que además le cobraban un porcentaje cada año con la excusa de sacar mayores réditos a su dinero”--, Celia poseía participaciones preferentes en Unión Fenosa, Audasa y Aucalsa.

La hija de Celia es ahora la encargada de tratar de salvar los ahorros de su madre debido a la avanzada edad de ella y a que está prácticamente ciega. “Ya estaba muy mal de la visión cuando la timaron de esta forma”, explica.

Sos Cuetara

Otro caso, es el de Constantino y MariCarmen, un matrimonio en el que ambos tienen más de 60 años. “Después de toda una vida de sacrificios en el extranjero, queríamos tener un buen retiro en Galicia, por lo que decidimos meter un dinero en una cuenta a plazo fijo para sacarle algo de rentabilidad”, comentan.

“En el Santander me dijeron que había una cuenta que me daría más beneficios. Ahí puse nuestrpo dinero y más tarde le sume la venta de un pequeño local”, relata. “Pasado un tiempo me dijeron que no podía retirar mi dinero, estaba como preferentes en Sos Cuetara, una empresa en quiebra de la que nunca había oído hablar”.

Sólos en las manifestaciones


Ahora mismo Constantino y Maricarmen luchan por recuperar su dinero por vía judicial. Aseguran que quedarse sin dinero les ha costado la salud, ya que ella sufre una depresión profunda y él un problema de colón que, según sus médicos, “está derivado de los nervios”.

La mayoría de los afectados gallegos fuera de NGB aseguran sentirse “abandonados” por las administraciones. “Siempre hablan de Novagalicia, pero hay más afectados que tenemos nuestros ahorros en unas empresas a las que no sabemos ni cómo acceder”, dice Constantino.

“Yo voy a las manifestaciones con los de NGB, y a mucha gente le llama la atención que lleve mi pancarta en contra del Santander. Pues sí, y como yo hay muchos más”, dice, mientras explica que en la manifestación del pasado 2 de junio en A Coruña se encontró con media docena más de afectados con preferentes en Sos Cuetara.
 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad