Los nuevos proyectos de Ence la alejan de la Península

stop

El TSXG desestima los recursos de la pastera y Elnosa a las Directrices de Ordenación del Territorio y el Plan del Litoral

Redacción

José Luis Blasco (KPMG) ; Juan Luis Arregui (presidente de Ence); Ignacio Colmenares (CEO) y Antonio Casal, director de la fábrica de Lourizán | EFE
José Luis Blasco (KPMG) ; Juan Luis Arregui (presidente de Ence); Ignacio Colmenares (CEO) y Antonio Casal, director de la fábrica de Lourizán | EFE

30 de junio de 2014 (23:43 CET)

Ence crece, pero no en Galicia. Durante la celebración de su junta general de accionistas el presidente del grupo, Juan Luis Arregui, destacó la próxima creación de dos plantas de biomasa en las Islas Canarias con una potencia de 70 megavatios cada una. Además, acerca del futuro de la empresa, el directivo manifestó que esta “podrá aprovechar su potencial tecnológico y empresarial en cualquier parte del mundo, como por ejemplo en Iberoamérica o en sistemas insulares que necesiten energía fiable, renovable y limpia”. “En este sentido seguimos trabajando, y ya hemos identificado interesantes oportunidades de inversión”, insistió.

Así que Ence tiene pensado seguir creciendo pero, por el momento, su futuro próximo no pasa por Galicia. Por lo menos así se desprende de los anuncios realizados en la junta de accionistas y de la comunicación remitida el pasado mayo en la que el grupo anunciaba, tras cerrar el primer trimestre del año con pérdidas de 14 millones, que paralizaba las inversiones en la factoría de Pontevedra. Achacaba este hecho a “la incertidumbre” que pesa sobre la renovación de la concesión de la fábrica de Lourizán. Algo, advirtió entones, “que pone seriamente en riesgo su futuro”.

Batalla en los juzgados

De momento, Ence se lleva a las Canarias dos plantas de biomasa, una que se ubicará en el Puerto de Arinaga y otra en el de Las Palmas. Un proyecto que alguna vez también se ideó para la comunidad gallega, ya que en el pasado la pastera trasladó a la Xunta la intención de levantar dos plantas de biomasa entre Santiago y Pontevedra, además de una tercera en su actual emplazamiento en la ría. Una iniciativa que quedó ensombrecida por el debate sobre el futuro de la factoría de Lourizán. La intención del grupo es ampararse en la nueva Ley de Costas para poder asegurarse la renovación de su actual concesión, que expira en 2018.

De momento, y a la espera de lo que ocurra con la Ley de Costas, el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia ha emitido dos sentencias en las que ratifica la plena vigencia del Plan de Ordenación do Litoral (POL) y de las Directrices de Ordenación del Territorio (DOT) aprobados por la Xunta en 2011. Del mismo modo, desestimó los recursos presentados tanto por Ence como por Elnosa, que entendían que ambos documentos establecían su marcha de los terrenos de Lourizán en 2018.

En el recurso, la empresa hacía referencia al hecho de que la redacción del POL calificaba los terrenos ahora industriales sobre los que se asienta como “ámbito de recalificación sobre el área de mejora ambiental y paisajística” y explicaba que la recuperación del espacio se produciría cuando se materializase el traslado de Ence, algo que, en principio “se plantea en el horizonte de 2018”. La sentencia indica que dichas normativas no establecen el cierre de las instalaciones, sino que prevén actividades en caso de marcha.

Huelga desconvocada

Ence argumentó en varias ocasiones que uno de los factores que influyeron en su entrada en números rojos en el primer trimestre radica en los efectos de la reforma eléctrica del Gobierno central. No obstante, en la junta de accionistas, el consejero delegado, Ignacio de Colmenares, destacó que el bajo endeudamiento del grupo, así como “la generación de caja y la probada capacidad de reducir costes” ha servido para poner en marcha un Plan de Recuperación de la Competitividad por la que esperan recuperar en 2016 “el nivel de beneficios previo al cambio de regulación eléctrica”.

Por otro lado, este lunes las plantillas de Ence en Huelva y Pontevedra desconvocaron la huelga planteada para esta semana debido a los recortes propuestas por la dirección en el nuevo convenio colectivo para los próximos tres años.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad